Vulnerable patrimonio de alumnos

Para este nuevo inicio escolar en el país, resultó un comenzar muy difícil en todos los aspectos. Si ya de por sí para las familias fue duro el batallar para conseguir recursos para la compra de los utensilios escolares, uniformes y pagar la cuota para la sociedad de padres de familia que mucho se dice pero poco se hace cuandola SEPlo tiene como prohibido de condicionarlo para el ingreso o inscripción de los alumnos sigue siendo un vicio de nunca acabar.

 

No siendo suficiente con los problemas y dolores de cabeza en los inicio del año escolar todavía una parte de la sociedad ha tolerado las consecuencias de la reforma educativa. Maestros sin asistir a clases y con un comportamiento verdaderamente como buenos pandilleros, cometiendo vandalismo ahora sí sacando como quien dijera todo el !!! Fua !!! y su poder.

 

El problema de los docentes, si es que se les puede considerar como tal, ha sido tan distractor que en este ciclo escolar 2013 se le restó importancia a un asunto en donde la solución no está con los directivos escolares, maestros o padres de familia. Algo que no se puede solucionar con reformas educativas ni nuevas normas y regulaciones. Se trata el robo y actos de vandalismo que presentan las escuelas.

 

Dichos actos cada vez van en aumento junto con el crecimiento de inseguridad en donde se ha perdido todo respeto a cualquier institución sin importarles si se trata del patrimonio de quienes serán el futuro de México.

 

Aunquela Secretaríade Educación Pública de Coahuila, habilitó bodegas para el resguardo de bienes durante el periodo vacacional ésto no fue un impedimento para que las escuelas sufrieran de daños escolares en su infraestructura y ser objeto de vandalismos. Nada más por mencionar en el municipio de Torreón rebasó más de 100 planteles y en Piedras Negras, el 30 por ciento fueron víctimas de robo y destrucción de pandilleros sin poder faltar el grafiteado.

 

En cada municipio de la entidad sin excepción, se reportó este tipo de delitos que va en aumento no solo en Coahuila sino en todo el país en donde miles de estudiantes se ven afectados porque en muchas de ellas hasta el cableado de luz fue extraído en su totalidad.

 

Se desconocen los montos de los robos pero si una enciclomedia su costo promedio es de 30 mil pesos, la reinstalación de nuevo cableado de luz siempre será más costoso por su mano de obra y el tiempo en tardarse para poderse gestionar cuando los recursos federales escurren a cuenta gota.

 

La vulnerabilidad de los edificios educativos no solamente se da en período vacacional aunque su incremento sí lo es mayor pero las ratas de dos patas y pandilleros están cometiendo actos ilícitos durante la temporada de clases y la solución no está el patrullero de colonia ya que para muchos colonos aseguran que son solapadores y copartícipes de los robos.

 

El querer pretender la contratación de vigilancia privada resultaría algo verdaderamente imposible para cualquier entidad dela Secretaríade Educación por el costo que implicaría el pago del servicio o el intentar implementar una vigilancia también resulta logísticamente demasiada complicada.

 

La implementación de sistemas de alarmas es lo más viable para los edificios educativos ya que son sitios amplios y de fácil acceso, pero la falta de cultura de exigir a las dizque sociedades de padres de familia que lo único que piensan es en llenarse sus bolsillos sin ninguna transparencia sobre el uso y destino de los dineros recaudados en la cuotas obligatorias en invertir en el rubro de seguridad para las mismas escuelas en donde sus propios hijos estudian y están siendo víctimas del despojo del único patrimonio que tienen como estudiantes. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook