Cacerolas repicarán en Colombia en respaldo al paro nacional

Bogotá, 4 sep (PL) Miles de colombianos saldrán nuevamente hoy a las calles del país en un gran Cacerolazo Nacional en apoyo al paro agrario y popular que cumple 17 días con varios departamentos en una situación compleja.

Desde las principales plazas de las capitales de la nación repicarán las cacerolas como para reafirmarle al Gobierno de Juan Manuel Santos que la protesta está viva, según manifestaron los voceros del paro, quienes se encuentran a la espera de que las autoridades instalen una gran mesa de negociación.

En un mensaje publicado en la red social twitter, la exsenadora y defensora de los derechos humanos Piedad Córdoba instó a que este sea un cacerolazo nacional en paz, sin filtración de violencia y sin vandalismo, dijo.

En Bogotá el llamado será a la media tarde en la Plaza Bolívar, siete días después de una movilización similar que comenzó de manera pacífica y terminó con enfrentamientos y represiones por parte de la fuerza pública, una jornada dura, que dejó dos muertos y decenas de heridos.

Bajo la etiqueta #Cacerolazopor, los colombianos se manifiestan en respaldo a esta iniciativa porque, dicen, “no debemos permitir que inunden nuestra patria con productos extranjeros, porque el pueblo tiene hambre, porque Colombia no cree ya mentiras neoliberales que hundieron el agro y convirtieron salud, educación y trabajo en privilegio de pocos”.

El gran cacerolazo fue convocado el lunes último en una rueda de prensa por los representantes de la Coordinación Nacional de Organizaciones y Movimientos Sociales y Políticos, quienes han reiterado que el presidente Santos “está negociando sólo con una parte de quienes estamos en paro”.

Aunque las autoridades instalaron una mesa de diálogo en Tunja con representantes agrícolas de tres departamentos, otras 14 regiones continúan en resistencia, con una difícil situación en la zona sur de la nación, sobre todo en Florencia, Caquetá, que permanece aislada bajo toque de queda y ley seca.

La víspera también se vivió un día difícil en Neiva, capital del Huila, donde la policía, el ejército y el Escuadrón Móvil Antidisturbios desalojaron a la fuerza a los campesinos que bloqueaban la vía al aeropuerto, con un saldo de varios heridos y 17 detenidos, reportaron medios de prensa locales.

El ministerio del Interior anunció que tras 10 horas de diálogo, llegó a un acuerdo con las Organizaciones Cívicas y Populares de Arauca para el levantamiento del paro, como mismo ha sucedido en Nariño y Boyacá, donde poco a poco se desbloquearon algunas carreteras, pero aún permanecen las protestas en la mayor parte del país.

El cacerolazo de hoy será la avanzada de una marcha masiva encabezada por el movimiento estudiantil prevista para el próximo 12 de septiembre.

Deja tu comentario