LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Ruido de las cacerolas se siente en toda Colombia en apoyo al paro

Bogotá, 4 sep (PL) Los colombianos salieron hoy por cuarta vez con sus cacerolas y pancartas en mano a respaldar el paro nacional agrario y popular en una manifestación pacífica en las principales plazas de las ciudades capitales del país.

A la céntrica Plaza Bolívar llegaron cientos de bogotanos vestidos en su mayoría con ruanas, prenda típica usada por los campesinos, agitando sus utensilios para pedir al presidente Juan Manuel Santos detener el modelo económico promovido por su Gobierno y buscar una salida urgente a este paro que cumple 17 días.

Más de 65 organizaciones sociales y políticas encabezan esta manifestación convocada el lunes último por los representantes de la Coordinación Nacional de Organizaciones y Movimientos Sociales y Políticos, quienes han reiterado que Santos está negociando solo con una parte de quienes están en paro.

“Si el campesino lucha, el estudiante también lucha, el pueblo también lucha”, “Tenemos derecho a alimentos saludables, no queremos transgénicos”, según se podía leer en algunos de los carteles que portaban los manifestantes junto con la bandera colombiana en la Plaza Bolívar.

Se vive, se siente, el paro está presente, gritan al unísono los manifestantes, en su mayoría jóvenes estudiantes, que también se unieron a esta protesta en reclamo de una educación gratuita y de calidad.

Lo mismo se sucede en otros lugares de este país suramericano como en el Parque de Berrío, en Medellín, Antioquia, o en Cali, capital del Valle del Cauca.

En el Cauca la movilización de hoy congregó desde horas tempranas a más de 20 mil indígenas que se desplazaron por las calles de Popayán, para decir basta a los Tratado de Libre Comercio, que están acabando con el campo.

El respaldo popular ha estado presente desde el inicio de esta movilización el pasado 19 de agosto.

Aunque el presidente Juan Manuel Santos propuso crear el próximo 12 de septiembre un gran pacto nacional para el sector agrario y el desarrollo rural miles de colombianos exigen una gran mesa de concertación en la que estén representados todos los sectores en paro.

El Gobierno aún no ha dado respuesta a esta iniciativa y continúa dialogando en diferentes puntos del país con diversos sectores.

En Tunja desde hace más de dos semanas los productores de Cundinamarca, Boyacá y Nariño han logrado llegar a acuerdos mínimos pero han admitido que las conversaciones avanzan lentamente.

Lejos de ceder, la protesta sigue viva y en pie ahora con mayor fuerza en la zona sur colombiana, sobre todo en los departamentos de Huila, Putumayo y Caquetá, que permanece aislado y donde en las últimas horas se registraron fuertes enfrentamientos y represiones por parte de la fuerza pública.

Comentarios con Facebook