Desafío

RAFA LORET
Por Rafael Loret de Mola

*Estamos Atónitos

*Todo es “Pasado”

*El más Intocable

Situado al pie del “Memorial” a Abraham Lincoln en la Washington bordeada por cerezos regalados por Japón –uno de sus más enconados adversarios de los Estados Unidos en la segunda conflagración universal-, el presidente norteamericano, Barack Hussein Obama –tal su nombre completo que, per se, exhibe las paradojas de este mundo convulsionado-, y con la compañía de los ex mandatarios James Carter –el mismo que elevó las tensiones al intentar rescatar a trece de sus compatriotas retenidos en Teherán-, y Bill Clinton –quien dejó esperando a Ernesto Zedillo en una antesala mientras practicaba sexo oral con Mónica Lewinsky-, decidió conmemorar el cincuenta aniversario del histórico discurso del gran predicador Martín Luther King, en ese mismo sitio, recordado como “I have a Dream” –Tengo un Sueño-, bajo el flagelo del racismo que tocamos aún con las manos.

Pocas veces Obama ha dado la cara por los de su raza afroamericana –según la designan-, convirtiéndose en reo de la Casa Blanca. Dicen quienes conocen de cerca la estructura del poder, en los linderos del Potomac, que en realidad nunca ha mandado; en su primera etapa, era Hillary Clinton –la mujer decidida a volver a la residencia oficial en tres años-, quien daba la última palabra en su condición de jefa del Departamento de Estado; y en la actualidad, el vicepresidente Joe Biden, asiduo asistente a las tomas de posesión de los gobernantes satelitales, marca pautas y resolutivos más allá de la oficina oval. Barack es, pues, un elemento encasillado en su propio tablero de ajedrez.

Fue allí, bajo el monumento adusto en donde el predicador King subrayó la urgencia de la paz y el final del racismo y la xenofobia, uno de los sitios desde los cuales el mandatario estadounidense instó, nada menos, a “abrir” la opción de un “ataque limitado” contra Siria, obviamente en desigualdad de proporciones y pertrechos evidente. Es como la lucha entre un gato y un ratón, escondido éste detrás del agujero de una pared; o del oso y el puerco espín si seguimos la doctrina del otrora embajador en nuestro país, Jeffrey Davidow, sobre las interrelaciones entre México y Estados Unidos: sobra decir cuál es el oso. El caso, sintetizando, es que si la Unión Americana no está en guerra contra alguna nación sencillamente se desploma la industria armamentista.

Parafraseemos al gran predicador:

1.- “Tengo un sueño: que las potencias del norte dejen de explotar a México y los mexicanos seamos capacs de defender nuestra soberanía incluso del mal gobierno”

2.- “Tengo un sueño: que cese la reconquista y vuelvan, de nuevo, a gritar alto los huehuetls mexicas llamando a la integración de los pueblos de Mesoamérica”.

3.- “Tengo un sueño: que la justicia no deje en la impunidad los delitos, desviaciones y corruptelas de cuantos han afrentado la Presidencia de la República con su presencia”.

4.- “Tengo un sueño: que los mexicanos podamos transitar, sin angustia, por todas las rutas que llevan al corazón de la patria y desde éste por las arterias que envuelven su cuerpo místico”.

5.- “Tengo un sueño: que los patrones sienten a sus mesas a sus sirvientes –domésticos o no-, con la naturalidad con la que observan allí a sus familiares que sólo esperan las herencias”.

6.- “Tengo un sueño: visualizo a un presidente visionario capaz de construir la democracia alejándose de la demagogia, su antítesis y antes de que llegue la catástrofe del estado fallido, propiciando injerencias del exterior y nuevamente el aplastamiento de nuestra sangre y nuestra casta; pero no lo observo cercano”.

7.- “Tengo un sueño: que mis hijos, los hijos de México entero, puedan gozar de la garantía de una educación de calidad sin mentores enfebrecidos porque no quieren someterse a una evaluación, a sabiendas de que podrían perder sus plazas por ignorantes; también que los maestros se quedaran en sus aulas a sabiendas que no existe misión más alta que la de formar el futuro”.

8.- “Tengo un sueño: pienso en el fin de la censura, sobre todo la simulada que surge de los intereses soterrados entre los medios y el poder público, para ejercer, a plenitud, sin represión ni aislamientos, mi derecho expresarme con libertad y no ser descalificado a mansalva… hasta que llegue otro sexenio igual”.

9.- “Tengo un sueño: que los sabios economistas del presente, con una suficiencia patológica en crecida imparable, piensen primero en México, en su conjunto, antes de dictar recetas impregnadas de mandatos foráneos, sobre todo provenientes del Fondo Monetario Internacional, obligándonos a permanecer en crisis, sin satisfactores reales, mientras aumentan, sin decoro, las reservas internacionales del Banco de México, los nuevos bienes de manos muertas a los que Juárez pondría a producir”.

10.- “Tengo un sueño: el cese de la intolerancia aviesa, que va muy de la mano con las modas anglosajonas, que tiende a alentar fobias contra quienes no piensan igual y disparar cañonazos contra tradiciones culturales, muy arraigadas en nuestro ser, bajo las mil cursilerías contrarias a la especie humana”.

11.- “Tengo un sueño: que mis hijos, y los de Estados Unidos y los de todos los confines, vivan sin temor a represalias por el color de su piel, su acento nativo o su condición de extranjeros, cuando lo sean, y por sus preferencias sexuales, usadas muchas veces como escaleras hacia el poder en ausencia de quienes tienen méritos suficientes para hacer política sin necesidad de pasar por las alcobas de los ritos secretos”.

12.- “Tengo un sueño: veo a los dirigentes de todos los partidos olvidándose de sus intereses gremiales para elevar sus fuerzas en pro de lo verdaderamente importante: la preeminencia del Estado mexicano, la seguridad de sus representados, la justicia y la libertad que no son hijas d las modas pasajeras ni se construyen bajo presiones callejeras rebosantes de insolencias sin sentido”.

13.- “Tengo un sueño: que los morenos, los blancos y los de seres de cualquier color, pasen delante de nosotros sin que infamemos su andar con miradas de odio, repulsión o desprecio; que juntemos empeños por mejorar al mundo, y a México y otras naciones según sea el estatus de unos y otros, con la seguridad de que la hermandad es la única manera de derrotar al belicismo creciente de los descastados y soberbios”.

14.- “Tengo un sueño: observo a un gobierno regido, de verdad por la Constitución, y en el que los tres poderes de la Unión velen por los intereses del colectivo y no por seguir u oponerse a las líneas presidenciales sólo porque tengan esta condición; quiero, como tantos, que los sectarismos desaparezcan de nuestro confín hasta estar seguros de que México ha triunfado sobre sus tantos detractores y más allá, para siempre”.

15.- “Tengo un sueño: distingo a todos tomados de la mano, en busca de la redención personal y nacional, sin someternos ni inclinar la cabeza ante los nuevos hombres barbados, sino siguiendo la misma ruta, aunque en algunos puntos discordemos, salvando nuestro patrimonio natural –oro, plata, petróleo-, de las garras de los consorcios del exterior o de los prestanombres del interior dispuestos a hincarles los dientes a cuanto tenemos como garantía superior para el bienestar de quienes vienen detrás de nosotros”.

Es justo honrar a Martín Luther King, sin situarse en el monumento a Lincoln –hay uno en uno de los parques de Polanco, por cierto-, demostrando que su sueño, en el presente y en muchas ocasiones, se ha convertido en una pesadilla interminable.

Debate

Bueno, tras el informe presidencial y el posterior mensaje acorazado, desde su propia residencia de Los Pinos, nos queda muy claro que las cosas no van bien a pesar del optimismo galopante del titular del Ejecutivo federal; y no pueden estarlo cuando, como algunos de sus predecesores más notables –Pedro Aspe Armella, Jaime José Serra Puche, Guillermo Ortiz Martínez, Agustín Carstens Carstens, entre otros-, el secretario de Hacienda en funciones, el mexiquense Luis Videgaray Caso –heredero de los grupos de esta entidad, dominante en el plano nacional-, asevera que si la economía “no despegó” ello se debe a las herencias del pasado… y a que ya no tiene, como Aspe, paraestatales que vender salvo PEMEX –eso lo decimos nosotros-.

Por “pasado”, claro está, el funcionario se refiere a los doce infructuosos años de la derecha en el poder, concretamente bajo la férula de Fox y calderón –minúsculas-, como los panistas hablaron, en su momento, fustigando igualmente al “pasado” constreñido a las actuaciones de la hegemonía priísta anterior. Lo mismo con otros colores, igualmente chillones e irritantes para la visión globalizada de los hechos. Todos han sido tuertos porque hablan de sus partidos y sus inclinaciones poniéndolas por encima hasta de la mínima objetividad posible. Y de esta manera, por supuesto, siempre estaremos en el “pasado”, ni siquiera en el presente, mucho menos con visión de futuro.

Si la perspectiva que señalo nos espanta es porque, entonces, no tenemos el vigor para remontarla ni para exclamar, como Martín Luther King, “tengo un sueño”. Vayamos hacia esa luz que nos guía y sin caer en mitomanías que son sólo mentiras disfrazadas. Hoy, la economía está mal, la desaceleración económica es consecuencia de las fugas de capitales y del saqueo de divisas por parte de los financieros con asientos en Estados Unidos y España. Debe hablarse con claridad para no perder, o intentarlo siquiera, la historia de este sexenio.

La Anécdota

RELATO MUY ACTUAL SOBRE UN PERDONAVIDAS DESDE LAS REDES SOCIALDES:

1- 120 MILLONES DE DÓLARES DEPOSITADOS EN SUIZA CON UN PASAPORTE FALSO.

2- UN PRESTAMITO A RICARDITO SALINAS POR 29 MILLONES DE DÓLARES  PARA QUE PUDIERA ADQUIRIR DEL GOBIERNO EL “PAQUETE DE MEDIOS” (CANAL 13, CINES, ETC.).

3- UNA GRABACIÓN DE UNA LLAMADA TELEFÓNICA TUYA DESDE LA CÁRCEL CON TU HERMANITA ADRIANA DONDE LE CONFIESAS QUE TU FORTUNA SALIÓ DE LAS CUENTAS SECRETAS DE TU HERMANITO CARLOS EN LA PRESIDENCIA.
4.- HABER SIDO PARTÍCIPE DE LOS MAGNICIDIOS DE 1993 Y 1994 BAJO LA PROTECCIÓN DE LOS PINOS.
5- UNA  FOTO CON TU AMANTE EN UN BARCO MIENTRAS LA CONSECUENTE DE TU ESPOSA TE ESPERA EN CASA.
Y AL FINAL…  ALGO MARAVILLOSO QUE NADIE PUEDE COMPRAR NI CON UNA TARJETA MASTERCARD Y QUE SOLO PODRÍA HABER PASADO EN NUESTRO MARAVILLOSO MEXICO:

UN JUEZ ORDENA QUE TE DEVUELVAN TU LANA

LA CALCULADORA DE TU ESPOSA TE PERDONA

SIGUES COPULANDO CON TU AMANTE Y ANDAS TRAS PURIFICACIÓN CARPYNTEIRO PARA NO SER MENOS QUE calderón.

Y “MONSEÑOR” CHEDRAUI, LO MISMO QUE EL OBISPO “EMÉRITO” ONÉSIMO CEPEDA SILVA, TE INVITAN A SUS FESTINES (A LO MEJOR HASTA TE VAS AL CIELO PAGANDO JACULATORIAS)

RAULITO:  ¡ERES UN FREGÓN!… INTOCABLE!

Comentarios con Facebook