Reconoce ministro británico presión de EE.UU. para votar sobre Siria

Kenneth Clarke

Londres, 5 sep (PL) El ministro sin cartera británico Kenneth Clarke admitió hoy las presiones de Estados Unidos para una votación rápida en la Cámara de los Comunes sobre Siria, que concluyó con un fracaso para el gobierno del conservador David Cameron.

Querían un pronunciamiento lo más expedito posible y al gabinete careció de tiempo suficiente para asegurar un apoyo real en una votación parlamentaria, declaró Clarke, citado por el diario The Daily Telegraph.

La votación rechazó una plan de contingencia militar contra el estado levantino presentado hace una semana por el gabinete de coalición de liberales-demócratas y conservadores, con 285 votos en contra y 272 a favor.

Al menos 30 diputados conservadores se opusieron a la medidas propuestas por el Gobierno y otros 30 se ausentaron al pronunciamiento parlamentario.

Entre los tories que estuvieron fuera del día de la votación en el órgano legislativo estuvo Jesse Norman, consejero de la oficina de Downing Street 10 y diputado por la circunscripción electoral de Hereford y Herefordshire Sur, quien fue destituido esta jornada.

Norman hizo una carrera en ascenso en la estructura política nacional y era considerado por muchos como posible sucesor de Cameron.

La diferencia de 13 votos en la Cámara baja presagia más movimientos dentro del gabinete, varios de cuyos miembros no asistieron a la crucial votación, que significó un duro revés para el Primer Ministro.

El Reino Unido debió renunciar a todos los preparativos bélicos y a su intención de secundar a Estados Unidos y Francia en una agresión contra Siria, bajo el pretexto de que el gobierno de ese país uso armas químicas en las afueras de Damasco, el pasado 21 de agosto.

Comentarios con Facebook