Tropas egipcias matan a 75 islamistas en combates en el Sinai

El Cairo, 5 (PL) El ejército egipcio mató a 75 islamistas en la Península del Sinaí, región donde el conflicto entre ambas partes empeoró con la ola de choques entre ambas partes desde el 14 de agosto pasado, anunció hoy la agencia Mena.

El desalojo ese día por la fuerza de dos acampadas en esta capital por el retorno del depuesto presidente Mohamed Morsi y otros enfrentamientos entre policías y manifestantes influyeron en el aumento de los combates en esa región, según observadores.

La muerte allí de 24 reclutas el 18 de agosto pasado por un ataque de un grupo integrista sin identificar contra los ómnibus en que viajaban fue el detonante principal del presente clima militar en esa península mediterránea, añadieron los analistas.

Los fallecidos esta semana en el Sinaí fueron durante tres días de operativos emprendidos este martes a los que el gobierno caracterizó de “anti terroristas”.

Otros combates ayer en la península causaron un muerto y nueve heridos en la norteña ciudad de Arish, en el norte de Sinaí, foco principal de los actuales choques.

La muerte del militar y las heridas a otros seis se produjeron cuando un primer ataque con disparos por militantes de un grupo de integristas fue dirigido contra un vehículo militar cargado de reclutas, según oficiales egipcios.

Los restantes tres heridos resultaron de la acción de individuos enmascarados contra un campamento militar cerca del estadio de Arish, añadieron esas fuentes castrenses.

Un antecedente de los actuales combates fue el anuncio oficial el 23 de agosto último de la muerte de 78 irregulares y la detención de otros 203.

Las bajas resultaron de operaciones con soldados y policías contra milicias que atacaban puestos de revisión, instalaciones gubernamentales y unidades militares en Arish.

La acción castrense, que incluyó entre los detenidos a 124 egipcios y a 79 extranjeros, también destruyó 343 túneles en la ciudad de Rafah, fronteriza con Israel.

El Sinaí y el Cairo figuran entre 14 de las provincias del país en las que fue impuesto el 14 de agosto un toque de queda por un mes, cuyo cese aún no ha sido decretado y se rumora que puede ser extendido por el Gobierno.

Unos mil muertos, cuatro mil heridos y dos mil detenidos, en su mayoría líderes y militantes de la Hermandad Musulmana, grupo que convocó a las acampadas y a otras concentraciones de protesta, es el balance de los enfrentamientos hasta ahora en el país.

Deja tu comentario