Se opone diputado Héctor Ortiz a contratación y reestructura de la deuda estatal.

FJM_4287

El diputado Héctor Ortiz Orpinel, dijo no estar de acuerdo en la contratación de nueva deuda y la reestructura de la actual, pues entre otras cosas, a la iniciativa del Estado no se le pudo dar el análisis profundo que la sustente ya que apenas fue presentada al Congreso hace escasamente una semana, y su turno a la comisión dictaminadora ocurrió hace sólo 2 días.  

Es necesario, dijo a título personal, hacer un análisis profundo para razonar las causas del sobreendeudamiento y la solución definitiva del déficit fiscal, pues se autoriza al Estado hacer reestructura de todos los financiamientos a corto y largo plazo y se le autoriza la contratación de nueva deuda hasta por 5 mil millones de pesos adicionales a los hasta 25 mil 849 millones de reestructura.

“Se dice que el principal objeto es mejorar las condiciones del financiamiento actual, sin embargo,  no se especifica el costo-beneficio de dicha reestructura ni el listado de créditos actuales sólo hace suponer que habrá mejores tasas de interés a cambio de mayor plazo, hasta de 30 años, lo cual quiere decir que se dejarán endeudadas las siguientes 5 administraciones de gobierno, a lo que rotundamente me niego”, aclaró. 

Aclaró que su postura obedece a una decisión razonada con anterioridad, y si bien es cierto, el planteamiento del Estado se justifica con algo similar sucedido en Veracruz y Sonora en 2009, también lo es que posterior a esa aprobación, la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró ilegal el mecanismo de bursatilización de la deuda en la entidad pues no existía posibilidad de ser transparentado y fiscalizado el recurso. 

Es por eso, destacó, que “no se puede permitir, hipotecar irresponsablemente los dineros de los chihuahuenses bajo esquemas carentes de transparencia y sin garantía de que los ingresos obtenidos con la contratación de deuda sean aplicados a la mejora de las finanzas estatales y el desarrollo del estado”.

Consideró que hay una creciente contratación de deuda en el estado, de la que deben preocupar aspectos como:

1. El vinculo real entre deuda e inversión productiva en el estado;

2. El costo económico de la deuda para las generaciones futuras;

3. La falta de transparencia en el ejercicio que se hace de los recursos públicos que se obtienen.   

     mediante deuda en el estado.

4. La capacidad de cumplimento del pago de la deuda (riesgo crediticio).

5. Que la federación tenga que rescatar a las entidades sobreendeudadas.

6. Que se corrijan las condiciones que hoy generan el déficit fiscal en el Estado.

Al 31 de marzo de 2013, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público registra que el Estado de Chihuahua y sus municipios tienen una deuda acumulada de 25 mil 849 millones de pesos, no obstante el Estado, reconoce solo 19 mil 778 millones de pesos de deuda del Estado. Lo preocupante es que ya ocupamos los primeros sitios en cuanto a deuda, concluyó.

Comentarios con Facebook