CONFIDENCIAL

leopoldo mendivil
Por Leopoldo Mendivil

… 118 millones de

historias de éxito

            +Hay una forma de matar al

 capitalismo: con impuestos,

impuestos y más impuestos

Carlos Marx

Salvo famosas excepciones, los mexicanos nada tenemos contra los ricos que son hombres de bien y la mayoría lo son. Pero en breve tendremos menos que nada  contra ellos, cuando conozcamos las reformas legales que habrán de hacerles pagar las cargas fiscales que  en justicia les tocan.

Por lo pronto, ya el presidente nos dio a conocer las líneas generales de la Reforma Hacendaria a la que muy probablemente le falten muchos rubros, pero ya nos informó de una lista que, una vez instrumentados y activados, podemos esperar que en realidad comiencen a cambiar muchas vidas. Dijo Peña  Nieto que, a partir de este paso, cada mexicano podrá comenzar a escribir su propia historia de éxito. En buena medida se han abierto expectativas para que así ocurra. Lo óptimo sería que fueran, por lo pronto, los más de 118 millones de habitantes que hoy por hoy el México aparentemente convertido, por fin, en el cuerno de abundancia que su figura física y sus recursos representan.

Una Reforma Hacendaria Social, la describió su responsable principal, el Presidente de la República y dio un importante número de razones para así considerarla quienes conocimos ayer las líneas generales de su contenido. Hay algo que debemos tomar muy, pero muy en serio para comenzar a confiar en que el cambio durante tanto tiempo deseado y exigido por la Nación entera, está por llegar:

Si bien el Jefe del Poder Ejecutivo es el  principal responsable, él mismo reconoció la contribución que aportaron los partidos políticos integrados en el Pacto por México.  Por vez primera en nuestra historia, los que piensan política e ideológicamente diferente aceptaron el reto y el riesgo de apartar una parte de sus contradicciones y se afanaron en coincidir dentro de la franja en la que todo individuo de buena fe coincide; pero también sacrificaron capital político para lograr la fusión de voluntades en beneficio de un país que no será como ellos habían querido realizar, para lograr el país que puede ser.

Además de un México fiscalmente más justo y equitativo, el Presidente anunció el nacimiento de un país fiscalmente más fácil, mediante reformas legales que no sólo propicien el reparto de la carga impositiva entre los que más tienen y los que más necesitan, pero también faciliten el cumplimiento de esas obligaciones sin la maraña de trámites farragosos e incomprensibles que han hecho de esa obligación ciudadana una tortura que nunca nadie pudo comprender.

¿Anunció el presidente la conversión de este México en una Jauja? ¿Debemos considerar que terminarán las historias de pobreza ocasionada más por la mezquindad de los capitalistas codiciosos y la complicidad de los funcionarios ineptos y corruptos que por la insuficiencia de nuestros suelos y nuestros mares para hacer grata la vida de los mexicanos?  Las buenas nuevas que ayer por la tarde nos fueron entregadas no deben ser consideradas la solución automática e inmediata de las tribulaciones nacionales porque aún deben enfrentarse y confrontarse con todos los obstáculos que habrán de salirles al paso y demandan la severa vigilancia, pero también la mejor disposición de todos para detectarlas, enfrentarlas, combatirlas y aniquilarlas. Enrique Peña Nieto hizo ayer el diagnóstico de los males que nos afectan y prescribió las medicinas que los pueden curar; de nosotros depende que el tratamiento funcione.

No es el trabajo de un gobierno. Debe ser la voluntad de una Nación hacer que la propuesta de Reforma Hacendaria se vuelva el motor adecuado para hacer caminar al México que debemos conducir.

El proyecto ya está. El camino lo debemos construir todos.

 ¿ASECHANZAS EN EL IFE..?

+La situación se ha puesto color de hormiga en el Instituto Federal Electoral, se dice, gracias a que el secretario ejecutivo Edmundo Jacobo Molina, muy a las calladas habría cabildeado para que ese organismo pagara un millonario contrato sin el aval de todos los consejeros electorales ni una justificación razonada y, mucho menos, de utilidad en función del interés público… Resulta que don Edmundo, quizá preocupado porque IFE contaba con una estructura organizacional eficiente, decidió, en vísperas de que su jefe, Leonardo Valdés Zurita, deje la presidencia de ese órgano, buscar un despacho de consultoría para encargarse de tan audaz tarea a cambio, obviamente, de cobrar una millonada en sólo tres meses… Y esa empresa sería Deloitte Consulting Group, S.C., que por unos… 17 millones de pesos, habría entregado al IFE un listado de 10 recomendaciones, que para algunos de los consejeros que las conocen ya, podrían ser consideradas, todas, desde insustanciales hasta ridículas… Tal vez la intención del secretario ejecutivo que es licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Guanajuato, sea que los cuatro nuevos consejeros que sean electos en octubre próximo, tengan información de primera mano y para ello habría contado con el apoyo del consejero Lorenzo Córdova, el único miembro del Consejo General que grilló a favor del contrato de Deloitte, cuando sus compañeros no conocían ni los objetivos del oneroso monto que implicarían sus servicios… Curiosa manera de actuar de estos  personajes que antes de los inminentes cambios al interior del Instituto, habrían querido asegurar su legado en forma de las 10 inesperadas recomendaciones compradas, claro está, con recursos públicos para hacer un IFE mejor…

Comentarios con Facebook