EE.UU. arrecia campaña para lograr apoyo a un ataque contra Siria

Washington, 8 sep (PL) La administración del presidente Barack Obama arreció hoy su campaña para lograr apoyo del Congreso y la opinión pública estadounidenses a un ataque militar contra Siria, en medio de fuertes cuestionamientos a esa acción bélica.

El jefe de personal de la Casa Blanca, Denis McDonough, intervino en los cinco principales programas dominicales televisivos de discusión política, en los cuales aseguró que la operación contra ese país árabe será limitada y es fundamental para la protección de los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos.

Aseguró que el Ejecutivo ha avanzado en lograr el apoyo del Congreso, aunque admitió que todavía no cuenta con los votos necesarios para avalar la medida, y declinó responder si Obama realizaría la acción militar contra Siria en caso de que el Capitolio la desapruebe.

Sin embargo, persisten serias dudas entre los congresistas acerca de la validez de las supuestas pruebas presentadas por el Ejecutivo, como es el caso del demócrata por el estado de Florida, Alan Grayson, miembro del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

Grayson sugirió que las informaciones secretas presentadas a los legisladores para convencerlos de la necesidad de los planes del mandatario contra Siria, no son evidencias serias sobre las acusaciones de Washington contra el Gobierno del país árabe.

Por su parte, el senador republicano Rand Paul advirtió hoy que un ataque militar de Estados Unidos contra Siria ayudaría a la causa de los grupos extremistas como Al Qaeda que operan en ese país árabe.

Según Paul, la resolución que autoriza el uso de la fuerza tiene posibilidades de recibir el visto bueno del plenario senatorial, de mayoría demócrata, pero existen dudas de que pase la prueba en la Cámara de Representantes, controlada por el partido rojo.

De acuerdo con una pesquisa del diario The New York Times publicada este domingo, en el Senado solo 25 de sus 100 integrantes apoyan la medida, mientras 56 se mantienen indecisos y otros 19 se manifiestan en contra.

En la Cámara de Representantes, 150 de sus 435 diputados dijeron que rechazan la medida o se inclinan en esa dirección, solo 42 la aprueban, 210 permanecen indecisos y se desconoce la posición de 33 de ellos.

Las encuestas muestran que más de 60 por ciento de los estadounidenses rechazan el empleo de la fuerza contra la nación levantina.

En el plano militar, funcionarios de la Casa Blanca aseguraron que la operación militar contra Siria tiene el objetivo principal de degradar sus capacidades bélicas, con el empleo de cohetes crucero Tomahawk como arma principal durante uno o dos días.

Según el diario USA Today, el ataque estaría limitado en cuanto al número de blancos a destruir, y sería completado con el lanzamiento de otras oleadas de cohetes para terminar de eliminar los objetivos que quedaron en pie tras los primeros golpes.

Medios de prensa estadounidenses informaron sobre la inauguración de un Puesto de Mando Avanzado en Amman, Jordania, para que las fuerzas del Comando Central estadounidense, con responsabilidad sobre el Medio Oriente, coordinen sus acciones con los países del área aliados de Washington que participen en el ataque.

Entretanto, Turquía envió hoy a la frontera con Siria seis aviones cazas F-16 para vuelos de reconocimiento, y en los últimos días trasladó hacia los límites con el país vecino 15 mil efectivos de infantería, 450 vehículos blindados y más de 150 ametralladoras de alto calibre.

En la arena internacional, el papa Francisco llamó hoy durante la misa del Ángelus dominical a rezar por el pueblo de Siria y los de otros países de Medio Oriente que sufren por conflictos.

La Comunidad del Caribe llamó hoy a buscar una solución negociada al conflicto en Siria, rechazó cualquier intervención militar en esa nación árabe y pidió a la comunidad internacional que haga un esfuerzo valiente para ayudar a las partes sirias a alcanzar la paz.

Por otra parte, el canciller británico, William Hague, dejó entrever hoy la posibilidad de llevar por segunda vez al Parlamento el tema de la intervención militar en Siria, si la situación cambia drásticamente.

Comentarios con Facebook