SIN REFORMA ENERGÉTICA NO HABRÁ SOBERANÍA ALIMENTARIA

La Confederación Nacional Campesina confirmó  su apoyo irrestricto y definitivo, en todos y cada uno de sus términos, a la iniciativa de ley para la reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto, y anunció que prepara un paquete legislativo con el fin de enriquecerla.

Gerardo Sánchez García, líder de la CNC y senador del estado de Guanajuato, aseguró que sin una reforma energética con rostro social no habrá soberanía alimentaria para México, de ahí el respaldo definitivo de los 84 diputados federales y cientos de legisladores locales cenecistas al proyecto que busca transformar positivamente al país.

Al comentar los resultados del reciente Congreso Nacional Extraordinario de la organización, el dirigente explicó que uno de sus principales acuerdos fue que no habrá mayor inversión en las próximas décadas en materia de infraestructura para el medio rural que no sea la destinada a la generación de energía y que por lo tanto, es la intención de la CNC que se establezcan condiciones reales para que la reforma energética tenga un rostro social.

De esta manera, explicó, el cambio se debe reflejar en un nuevo modelo de desarrollo que combata la desigualdad social, aprovechar los recursos renovables como generadores de energías limpias a favor de la economía del campo, el desarrollo sustentable y el enfrentamiento al cambio climático.

El Líder de la CNC agregó que el apoyo a la reforma energética de Enrique Peña Nieto se da porque existe la seguridad de que va a detonar la inversión directa en el campo, incrementar el Producto Interno Bruto Agropecuario, permitir la estabilidad de ingresos a través de la generación y venta de energía renovable por parte del sector social, así como prestar servicios petroleros y la generación de empleos especializados.

Sánchez García informó que se ha pedido al secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, considere como alta prioridad la propuesta de “Reforma Energética con Rostro Social” para que se incluya en el proceso legislativo y que en un esfuerzo conjunto SENER-CNC se construyan los elementos legales que sean en beneficio de la generación y la estabilidad de ingresos para más de 23 millones de habitantes del campo mexicano.

El senador señaló que actualmente México debe importar más del 90 % de los fertilizantes que se requieren para la producción de alimentos lo que eleva en más de un 60 % los costos de producción, y que para recuperar la autosuficiencia en esta materia se necesita de la reforma energética.

Por último, indicó que para rescatar la producción de fertilizantes se requiere la recuperación de gas natural, rehabilitación y construcción de plantas de urea y amoniaco; facilitar la gestión de derechos de vía para los gasoductos y predios industriales y, concluyó, se busca también establecer una red comercial de la CNC para la venta directa de este insumo a los productores del agro.

Comentarios con Facebook