Terminará provincia china este año prácticas de campos de reeducación

CHINA-PRISON-CRIME -GF060I11.jpg de Externa ABC

Beijing, 9 serp (PL) Las autoridades de la sureña provincia de Guangdong anunciaron hoy que los campos de reeducación serán elminados este año en ese territorio, ante los llamados a abolir ese practica penitenciaria ahora considerada oficialmente obsoleta.

El envío a esos campos de trabajos forzados de personas que comenten faltas no suficientemente graves para ser juzgados en los tribunales ha ocupado la atención y críticas de la población china después que a principios de este año se revelaron varios casos de injusticias en varias localidades.

De acuerdo con un reporte aparecido hoy en el diario China Daily, todos los detenidos en instalaciones de ese tipo en Guangzhou (capital de Guangdong) terminarán sus sentencias y serán liberados a fines de año.

Este controvertido sistema de reeducación a través del trabajo es considerado en la actualidad por funcionarios de la policía e expertos legales como retrógrado y han llamado a su abolición.

Muchos de los que salen de esos campos tienen muchas dificultades para regresar a la sociedad, sus familias y trabajos luego de pasar años en que su libertad personal ha sido restringida, declaró Yu Mingytong, vicepresidente de la Corte Intermedia de Justicia de esa ciudad.

Académicos consultados por el matutino dijeron que el sistema, conocido como laojiao, fue establecido a principios de la década de 1950 y legalizado en 1957 por la Corte Suprema y amparaba la detención de hasta cuatro años sin juicio de personas que cometieran delitos menores.

Justifican que ese sistema fue establecido en momentos en que este gigante trataba de intentar crear un orden social luego del surgimiento de la República Popular China en 1949.

El académico Wang Da, profesor de la Universidad de Guangzhou, dijo que el laojiao desempeñó un actito papel en asegurar el orden social y administrar la sociedad cuando aún el país no contaba con un sistema legal avanzado.

Poco después de asumir la jefatura del gobierno en marzo pasado, el primer ministro Li Kegiang prometió reformar el laojiao, luego de la creciente oposición a su práctica por parte de la oposición pública, en particular entre hombres y mujeres de leyes.

Comentarios con Facebook