Cameron cuestiona propuesta rusa sobre armas químicas en Siria

Londres, 10 sep (PL) El primer ministro británico, David Cameron, cuestionó hoy la propuesta de Rusia para poner bajo control internacional las armas químicas en Siria, al considerarña una táctica dilatoria, revela un reporte del diario The Guardian.

Al intervenir ante un comité parlamentario, el jefe de Gobierno calificó de un gran paso adelante la eliminación y destrucción de lo que consideró el mayor arsenal de armas químicas en el mundo, aunque consideró que esa voluntad todavía está por probar.

Pese a manifestar la validez de la iniciativa rusa, dijo sentirse escéptico, por lo que propuso actuar con cuidado, con la cabeza dura y calculando muy bien cada paso, pues pudiera ser “una estratagema para ganar tiempo a favor de un régimen que debe actuar sobre las armas químicas”.

Cameron informó que la semana pasada habló brevemente con el presidente estadounidense, Barack Obama, sobre los planes para la retirada y destrucción de las armas químicas, durante la Cumbre del G-20 que sesionó en la ciudad rusa de San Petersburgo.

Si se trata de una propuesta seria, entonces debemos actuar en consecuencia con el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, el cual deberá trazar un calendario adecuado para comenzar la fiscalización del arsenal químico en el país árabe, precisó.

La información del periódico británico deja entrever el afán de Francia por adjudicarse el protagonismo después de la propuesta hecha por Moscú.

Al respecto, refiere que la nación gala estipuló las cinco condiciones de la resolución presentada este martes por Reino Unido, Francia y Estados Unidos ante el Consejo de Seguridad de la ONU, la cual en esencia busca condenar la “masacre química” cometida el 21 de agosto “por el régimen sirio”.

El Gobierno de Damasco rechaza las acusaciones de la Casa Blanca de que empleó armas químicas contra la población civil, hecho sobre el cual Rusia ha aportado pruebas en favor de ese desmentido.

La resolución de las tres potencias occidentales exige que Siria revele todos los detalles de su programa de armas químicas, colocándolas bajo un control internacional para su posterior desmantelamiento.

De igual forma, la nación árabe debe poner en marcha un procedimiento para permitir inspecciones completas, además de ser parte de los países firmantes de la Convención sobre Armas Químicas.

Por último, el texto plantea que los autores del ataque deberán ser objeto de sanciones legales a través de la Corte Penal Internacional.

Estados Unidos, Francia y el Reino Unido protagonizan la campaña belicista, con el pretexto de que las autoridades sirias realizaron un ataque químico contra la población civil, una acusación lanzada por grupos armados que buscan derrocar al presidente Bashar al-Assad.

Comentarios con Facebook