Desmienten uso de armas químicas por gobierno sirio

siria hace llamado por la soberania

Damasco, 10 sep (PL) El gobierno de Siria carece de responsabilidad en cuanto al uso de armas químicas, afirmó un exprisionero de las bandas mercenarias que aquí operan, lo que se suma hoy a las múltiples revelaciones que desmienten su supuesta culpabilidad.

Las declaraciones fueron hechas la víspera por Pierre Piccinin, profesor belga liberado el domingo tras pasar cinco meses secuestrado en este país por irregulares junto con el periodista del diario italiano La Stampa, Domenico Quirico.

Es un deber moral decirlo. No es el gobierno de Bashar al-Assad el que usó el gas sarín u otro gas en la periferia de Damasco, dijo Piccinin a la radio italiana RTL-TVi, citada este martes por medios nacionales sirios.

Por el contrario, culpó del acto terrorista reportado el 21 de agosto en Ghouta Oriental, a unos cuatro kilómetros de la capital siria, a quienes son considerados en Occidente como rebeldes.

Escuchamos una conversación en inglés, vía Skype, en la cual una de las tres personas que dialogaban era alguien que antes se había presentado ante nosotros como un general del llamado Ejército Libre Sirio, explicó Quirico.

En la conversación decían que la operación del gas en los dos barrios de Damasco había sido ejecutada por los rebeldes para inducir a Occidente a intervenir militarmente, y que según ellos el número de muertos era exagerado, expuso.

Piccinin contó que el 30 de agosto, estando en cautiverio, él y el periodista escucharon sobre la intención de Estados Unidos de actuar tras el uso de armas químicas atribuido al gobierno de al-Assad.

Teníamos la cabeza en llamas, porque estábamos prisioneros ahí, bloqueados con esa información y para nosotros era imposible darla, relató.

Agregó el profesor belga que por el momento los detalles de la información permanecerán ocultos “por una cuestión ética”, pero “cuando La Stampa considere que llegó el momento de dar detalles sobre esta información, lo haré yo también en Bélgica”, adujo.

En numerosas ocasiones, Damasco reafirmó que carecía de cualquier responsabilidad sobre el hipotético ataque que cada vez mayores evidencias apuntan a un montaje de Occidente para justificar una invasión contra Siria y concretar lo que denominan como cambio de régimen.

Estados Unidos, junto a aliados como Francia, Turquía, Arabia Saudita y Catar, entre otros, mantienen una agresiva campaña para iniciar una serie de bombardeos contra instalaciones militares y dependencias del gobierno, según revelan informes, bajo la acusación sin pruebas fehacientes de que Damasco empleó agentes letales contra civiles.

Comentarios con Facebook