Advierte Obama que opción militar contra Siria continúa vigente

U.S. President Barack Obama participates in the dignified transfer of U.S. Army Sgt. Dale R. Griffin at Dover Air Force Base, Delaware

Washington, 10 sep (PL) El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo hoy que ordenó al Pentágono “estar en posición” para un ataque contra Siria, al expresar dudas sobre las posibilidades de éxito del plan de Rusia para que Damasco entregue las armas químicas.

Durante un anunciado mensaje a la nación que captó el interés mediático, Obama no ocultó que la opción militar sigue en la mesa y enfatizó que “es demasiado pronto para decir si el plan ruso sobre la entrega de armas químicas tendrá éxito”.

El gobernante señaló que ya pidió a los líderes del Congreso aplazar su votación sobre el uso de la fuerza, después de la nueva coyuntura en que Siria saludó y respaldó la iniciativa rusa, presentada por el ministro de Asuntos Exteriores Serguei Lavrov para un control internacional de los arsenales químicos.

Según advirtió en su alocución, a veces las resoluciones y declaraciones de condena no son suficientes, al dejar entrever la posibilidad de un eventual ataque enfocado o limitado contra ese país árabe.

Obama trató a aplacar a sus electores renuentes a una nueva aventura militar en el Medio Oriente, al insistir que la operación en Siria no implicaría poner efectivos estadounidenses sobre el terreno y sin tiempo definido.

“Sería un ataque con objetivos claros” con un supuesto efecto disuasivo, dijo el presidente sin entrar en detalles de las imprevisibles consecuencias que podría tener esa acción bélica.

En su discurso, televisado desde el Salón Este de la Casa Blanca, el mandatario demócrata recurrió al argumento de que la seguridad estadounidense están en juego en Siria, contario a lo que opinan algunos funcionarios políticos y diplomáticos críticos de un eventual ataque.

La situación dio un vuelco el lunes luego que Rusia tomó la delantera al presentar su propuesta diplomática sobre el control internacional de las armas químicas en Siria, ante lo cual la Casa Blanca señaló que consideraría la opción.

Tanto el gobernante estadounidense, como el presidente francés, Francois Hollande, y el primer ministro británico, David Cameron, aceptaron este martes trabajar juntos para explorar la viabilidad del plan ruso, según un funcionario de la mansión ejecutiva.

Estados Unidos, Francia y Reino Unido presentarán una resolución sobre Siria ante el Consejo de Seguridad de la ONU, afirmó además Cameron.

Por su parte el secretario de Estado, John Kerry, viajará a Ginebra, Suiza, el jueves para discutir con su homólogo ruso Serguei Lavrov una eventual salida negociada al tema sirio.

En este contexto, el presidente ruso Vladimir Putin aclaró que la entrega de las armas químicas sirias a organismos internacionales solo se concretará si Estados Unidos y sus aliados prometen renunciar al uso de la fuerza contra Damasco.

Es difícil que un país se desarme unilateralmente bajo la amenaza de una acción militar, alertó Putin.

Una reciente encuesta indicó que al menos siete de cada 10 estadounidenses desaprueban la forma en que Obama está manejando el asunto de Siria, y que seis de cada 10 rechazan su trabajo en política exterior.

Comentarios con Facebook