LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Piñera llama a la reconciliación a 40 años del golpe de Estado

Santiago de Chile, 11 sep (PL) El presidente de Chile, Sebastián Piñera, reiteró hoy que las sistemáticas violaciones a los derechos humanos de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) fueron responsabilidad de quienes las cometieron, pero además de quienes pudieron hacer más por impedirlas.

En un breve discurso desde el Palacio de La Moneda en ocasión de los 40 años del golpe de Estado contra el presidente Salvador Allende, Piñera reiteró la culpabilidad de entes que fueron pasivos ante los atropellos, como la Corte Suprema, que si bien no la mencionó por su nombre en esta ocasión, en días recientes sí hizo alusión a la inactividad del máximo tribunal frente a los abusos.

“Las graves, reiteradas e inaceptables violaciones a los derechos humanos siento que fueron responsabilidad por supuesto de quienes las cometieron y quienes ordenaron atropellar esos derechos humanos”, exclamó.

Pero también -agregó- de los que pudiendo haber hecho más, porque tenían cargos de responsabilidad, influencia o investidura, simplemente no lo hicieron”, exclamó.

El gobernante, de derecha, sostuvo que nunca se debe atentar contra la democracia y la sana convivencia en el país.

“El quiebre de la democracia, sin dudas fue responsabilidad de muchos, pero muy especialmente de aquellos que incorporaron la violencia, que no respetaron el estado de derecho, y que quisieron imponer sus puntos de vista sobre los demás chilenos”, manifestó.

Por otra parte, consideró que para poder reconciliar a Chile, será necesario continuar avanzando por los caminos de la verdad y la justicia, porque toda reconciliación se construye no sobre rocas, sino sobre arena.

En su alocución, realizada tras una ceremonia ecuménica en el palacio de Gobierno y en la que no mencionó la palabra dictadura, Piñera estimó que su generación no tiene derecho a traspasar a los hijos y nietos los mismos odios y las mismas querellas que dividieron y tanto dolor causaron las generaciones que los antecedieron.

“Estoy seguro de que la inmensa mayoríaa de los chilenos siente que esa paz y esa reconciliación son necesarias y que llegó el tiempo, después de 40 años, no de olvidar, pero sí de superar los traumas del pasado”, apostilló.

La dictadura de Pinochet provocó la muerte de más de tres mil personas entre ejecutados y detenidos desaparecidos. Adicionalmente, varios miles fueron encarcelados y torturados.

Comentarios con Facebook