Analizan diputados Política Interior del Primer Informe de Gobierno

sanlazaro-congreso

En el análisis de la Política Interior del Primer Informe de Gobierno del Presidente de la República, los grupos parlamentarios del PRI, PVEM y Nueva Alianza resaltaron que el país vive una etapa de madurez política, pues los resultados tienen relación directa con los acuerdos y el diálogo con las principales fuerzas del país.

Mientras que el PAN, PRD, MC y PT, mencionaron que el Primer Informe deja mucho que desear en las acciones para mantener la unidad nacional y deviene en la falsedad, porque “nada ha salido conforme a la propaganda”.

Al fijar el posicionamiento de su grupo parlamentario, el diputado Rafael Alejandro Moreno Cárdenas (PRI) señaló que México se está transformando, pues el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto está superando “casi tres lustros de estancamiento, de falta de diálogo y de acuerdos políticos duraderos. Pasamos de los reclamos y confrontaciones a la colaboración”.

Relató que el Informe de Gobierno da cuenta de los primeros resultados de este renovado esfuerzo por fortalecer las instituciones democráticas y consolidar los avances logrados para construir un México en paz. “La igualdad, seguridad social, educación y estabilidad política son la base fundamental en un gobierno democrático y de compromiso con  los ciudadanos”, dijo.

La política interior, agregó, tiene dos soportes: fortalecer la gobernabilidad democrática a través del diálogo y  recuperar el papel de la política como instrumento para la construcción de acuerdos nacionales y así estar en condiciones de poner en marcha programas, iniciativas y agendas legislativas con un interés único, es decir, “tener un México con desarrollo y justicia social”.

De Acción Nacional, la diputada Consuelo Argüelles Loya consideró que este Informe de Gobierno “no es más que un ideario político lleno de frases sin fundamento sólido y acciones que dejan mucho que desear. Hemos regresado a los gobiernos de los reflectores, a la opacidad, al autoritarismo y a las mañas del viejo régimen, producto de la adicción del Ejecutivo”.

Expresó que en el tema de seguridad, los datos presentados en este Primer Informe de Gobierno no corresponden a la realidad mexicana, pues la tasa de homicidios sigue siendo una de las más altas de América Latina, estamos por encima de Argentina y de Chile. “Tratar de controlar a los medios de comunicación no es bajar la inseguridad en este país”, comentó.

Hoy, afirmó, se necesita una estrategia de gobierno y de seguridad pública, es decir recobrar la paz. “Se nos dijo que sabían gobernar, que el país tendría rumbo, inversiones y bienestar a las familias, pero el  Informe nada menciona sobre el incremento de índices de desempleo y la eminente recesión económica”.

La legisladora María de Lourdes Amaya Reyes (PRD) relató que el Pacto por México ha sido un instrumento coyuntural en el que las principales fuerzas políticas del país han encontrado algunas coincidencias para impulsar reformas transformadoras; también ha implicado una supeditación del proceso legislativo comprimiendo tiempos y eludiendo a las discusiones abiertas que deben desarrollarse en las Cámaras del Congreso.

Mencionó que la polarización social y la deficiente capacidad de la actitud gubernamental para mantener la unidad nacional, son síntomas generalizados de estancamiento y descomposición que esconden peores males a los cuales la actual administración no sabe o no quiere hacerles frente.

“Violencia y criminalidad; corrupción, regiones y zonas geográficas del país con desgobierno bajo el control del crimen organizado, y la irrupción de policías comunitarias y grupos de autodefensa, son algunos de los problemas que han mantenido una tendencia adversa sin cambios; inclusive, en algunos casos se han intensificado durante estos nueve meses de gobierno priista”, denunció.

En tanto, la diputada Ruth Zavaleta Salgado (PVEM) resaltó que el análisis de la política interna tiene dos elementos: define a la prevención del delito como la política pública para disminuir la violencia e inseguridad y privilegia como base de trabajo a las principales fuerzas políticas del país, en un espacio de diálogo y concertación donde se estructuran las reformas nacionales.

Indicó que al revisar el Informe enviado por el Ejecutivo federal, se entiende que los resultados de la política interna tienen relación directa con los acuerdos y con las principales fuerzas del país. “La política en México se hace y se configura con quienes participan, con quienes en la mesa presentan sus ideas y construyen los acuerdos”.

México, detalló, ya no es el país donde un sólo hombre o una sola fuerza política hablen, pues en cada uno de los acuerdos está la presencia y perspectiva de cada fuerza. “Estamos construyendo acuerdos; estamos dispuestos a seguir dialogando, haciendo productiva a esta Cámara y a seguir dignificando la política del país”, indicó.

Por Movimiento Ciudadano, el diputado Francisco Alfonso Durazo Montaño resaltó que a nueve meses de iniciado el actual gobierno “sabemos que se acabó el espejismo; que nada ha salido conforme a la propaganda, pues el sentimiento social dominante hoy es de tragedia, frustración y pérdida de la paciencia”.

Manifestó que el magisterio, los trabajadores, los defensores del petróleo como recurso de la nación, los grupos de autodefensa, la inseguridad, la falta de crecimiento económico y desempleo, pasan factura ante la imposición, pero “Peña Nieto y sus asociados parecen estar ciertos de que la fuerza pública controlará las consecuencias”.

Afirmó que México requiere de un acuerdo nacional, pero no sólo por la política de cúpulas, sino también por la sociedad. “La alternativa es recuperar el sentido democrático en el quehacer legislativo. Si se legisla con legitimidad, inclusión, honestidad y diálogo, el país podrá encontrar en esta Cámara, salidas genuinas a la crisis”.

El legislador Manuel Rafael Huerta Ladrón de Guevara (PT) indicó que “oficialmente se presenta una imagen de la Administración Pública que deviene en la falsedad, ocultamiento, complicidad con un periodo presidencial opaco y corrupto que vulneró derechos fundamentales de millones de mexicanos”.

Denunció que no existen cambios sustanciales en la política anticrimen, pues se pretende borrar de la memoria la consecuencia de estrategias de seguridad permeadas por la complicidad y corrupción.

“Seguiremos en esta tribuna exigiendo que se reoriente la política económica de un régimen que cada vez se pudre más y ocasiona estos resultados en la sociedad. Estaremos en la lucha por la defensa de la economía popular y el petróleo. Ya paramos el aumento del IVA en medicinas y alimentos”, abundó.

A su vez, el diputado Luis Antonio González Roldán (Nueva Alianza) expresó que hoy México vive una etapa donde la democracia ha mostrado madurez y capacidad para respetar acuerdos por encima de colores, emblemas o ideologías. Ejemplo de ello, dijo, es el Pacto por México, que suscribió el presidente de la República con las fuerzas políticas nacionales mayoritarias.

Sostuvo que a pesar de que Nueva Alianza no lo firmó, eso no les ha impedido, en diversas formas, participar en los importantes esfuerzos para crear las bases de un nuevo acuerdo político que  hoy trasciende en lo económico y social para impulsar el crecimiento financiero en la construcción de una sociedad con plenos derechos.

En la actualidad, expresó, el Congreso tiene una participación determinante en el proceso de transformación, por lo que “Nueva Alianza participará decididamente en la discusión y análisis para concretar las reformas financiera, energética y la hacendaria, que en los próximos días formará parte de la agenda de esta Legislatura”.

Comentarios con Facebook