El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, asegura que la reforma fiscal no tendrá impacto en las clases medias

MADERO

Se firmará este viernes programa para acelerar el gasto, anuncia

La vigencia del seguro de desempleo será de seis meses; sólo podrá usarse cada cinco años

La reforma Hacendaria es más justa, simple y transparente, “no era el momento” de gravar con IVA medicinas y alimentos, aclara

PEMEX es y seguirá siendo de todos los mexicanos, con un nuevo esquema fiscal, afirma

 

 

El Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray Caso, al atender los cuestionamientos de los diputados señaló que México cruza “por un momento de debilidad de crecimiento”, por lo que urgió a tomar medidas como las contenidas en la propuesta presidencial.

 

Señaló que al cierre del segundo semestre el subejercicio ascendió a tres mil 718 millones de pesos, es decir, aproximadamente el 0.8 por ciento del presupuesto autorizado representa una disminución de poco más del 75 por ciento con respecto al subejercicio del primer trimestre.

 

Para asegurar que en este año no se tengan subejercicios, añadió, arrancará un programa de aceleración del gasto con la colaboración de los gobernadores y el jefe de gobierno del Distrito Federal, que será firmado e iniciado el próximo viernes.

 

Expresó que México está viviendo un momento determinante para transformarlo, pues en los últimos 30 años el país no ha crecido, lo que ha impedido abatir la pobreza y lograr un desarrollo pleno.

 

Consideró que la política económica no puede entenderse como el manejo de cifras abstractas o un ejercicio administrativo, sino debe medirse en el éxito de la economía familiar y en el impacto en los bolsillos de los mexicanos. “Para eso estamos trabajando de manera  responsable, decidida, con altura de miras, pero sobre todo con alto sentido patriótico con esta Cámara de Diputados”.

 

Expresó que la nueva pensión universal para adultos mayores será contributiva, es decir, que  desde que cada mexicano cumpla 18 años, el gobierno federal deberá empezar a hacer una aportación a una cuenta para generar el ahorro que permita darle sustento a una pensión universal.

 

“No es un programa social de reparto, es una pensión contributiva, que requerirá de un fondo de ahorro gubernamental para aquellos trabajadores que todavía no han sido identificados en el Sistema de Ahorro para el Retiro y para aquellos que acceden a una cuenta individualizada en el Sistema de Ahorro para el Retiro el depósito se hará en una subcuenta de la nueva pensión universal”, precisó.

 

Manifestó que en materia de seguro de desempleo, se está proponiendo uno que será fondeado, en su mayoría, por actuales aportaciones será al Infonavit, a la cuenta de vivienda, que se ahora a una subcuenta para el seguro de desempleo y que en caso de no ser utilizados aportarán al ahorro del trabajador para el retiro.

 

“Estamos utilizando la estructura del Sistema del Ahorro para el Retiro para crear un seguro de desempleo que operará durante seis meses, habiendo transcurrido un mes del desempleo, que tendrá como requisito el haber cotizado, el haber trabajado 24 meses previos al desempleo y podrá utilizarse solamente una vez cada cinco años y esto es importante para evitar abusos del sistema del seguro de desempleo”.

 

Luis Videgaray Caso reiteró la voluntad del Ejecutivo federal para trabajar y encontrar opciones que no tengan un impacto sobre las clases medias y particularmente los padres de familia, respecto al cobro del IVA a los servicios en educación. Sobre el IVA en la frontera, relató que el actual tratamiento especial no está beneficiando al consumidor de la frontera, por ello la propuesta.

 

Detalló que respecto a los precios de la gasolina, lo que se propone es eliminar el subsidio con mayor gradualidad. “Planteamos que en los próximos años tengamos un incremento mensual menor al que actualmente tenemos para lograr desaparecer este subsidio que sin duda alguna es un subsidio regresivo porque no beneficia a los que menos tienen”.

 

Aclaró que lo que se propone con el régimen fiscal de Pemex, es tener un periodo de transición para que entre en vigor Abundó que Pemex seguirá siendo una empresa cien por ciento nacional. “Pemex y el petróleo seguirán siendo de los mexicanos, pero la paraestatal necesita un nuevo régimen fiscal, que la trate como cualquier empresa petrolera del mundo”.

 

Se busca, argumentó que las transferencias derivados del Ramo 33 y del Seguro Popular se hagan en especie, y en el caso del fondo educativo se plantea que el gobierno federal asuma directamente el pago a los maestros respetando sus derechos laborales y todas sus prestaciones, asegurando un mejor control de la nómina.

 

En cuanto al sistema de las cuotas del Instituto Mexicano del Seguro Social, dijo que se está proponiendo reducir de manera significativa de aquellos trabajadores que ganan entre uno y cuatro salarios mínimos y con un incremento modesto para el resto de los trabajadores.

 

Resaltó que hoy en día las cuotas de seguridad social tienen un carácter abiertamente regresivo. Es decir, son mayores para aquellos trabajadores de menores ingresos. “Un trabajador que gana un salario mínimo debe pagar, tanto él como el patrón, una cuota equivalente al 30 por ciento de su salario, mientras que para un trabajador que gana 25 salarios mínimos, las aportaciones de seguridad social representan sólo el 11 por ciento”.

 

Tal situación, añadió, implica que el sistema de seguridad social es más oneroso para aquellos que menos tienen y esto sin duda, es regresivo e injusto, pues fomenta la informalidad y quita oportunidades de empleo remunerado y con cobertura de seguridad social a los que menos tienen.

 

Señaló que uno de los retos más importantes es la problemática financiera de las empresas líderes en la industria de la vivienda, particularmente de la popular. Además, aseguro que las empresas que atraviesan por una condición financiera compleja no serán rescatadas por el gobierno federal.

 

Informó que el programa Escuelas de tiempo completo, incrementó sus recursos 89.5 por ciento para que sea una realidad en más escuelas y se busca que sean 20 mil escuelas de tiempo completo al cierre del año 2014.

 

Sólo bajo un entorno democrático de respeto, afirmó, se podrán conciliar diferencias, para tener un paquete económico, una reforma hacendaria y una de seguridad social que contribuyan a que en los próximos meses y años, la economía crezca y se generen buenos empleos.

 

La agenda de reformas económicas que está impulsando esta Cámara de Diputados, junto con el Senado de la República y haciendo equipo con el Ejecutivo federal, dijo, buscan incrementar la productividad.

 

Una de las reformas para liberar el potencial de crecimiento de México y hacerlo con justicia, es la iniciativa de reforma hacendaria y de seguridad social que el Ejecutivo federal turnó a esta legislatura el pasado 8 de septiembre, afirmó.

 

Detalló que estas reformas buscan: crear una nueva red de protección social universal para migrar de un enfoque asistencialista a uno de exigibilidad de derechos para todos; establecer un sistema tributario más justo, simple y transparente, así como dar impulso al crecimiento económico no sólo en el mediano y largo plazo sino en la coyuntura que atraviesa hoy la economía.

 

Expresó que esta reforma hacendaria incluye una propuesta con aporte constitucional para crear una pensión universal y contempla la creación, de un seguro de desempleo para todos los trabajadores. Los cuales deberán complementarse con el fortalecimiento y creación de un auténtico sistema universal en materia de salud.

 

Se trata, expresó, de una reforma tributaria que busca generar impuestos más justos, simples y transparentes. Abundó que el Ejecutivo decidió no proponer el IVA en medicinas y alimentos. “El presidente de la República, ha tomado esta decisión atendiendo a la coyuntura macroeconómica. Éste no es el momento de afectar el consumo de las grandes mayorías de mexicanos por un impuesto que afectaría más a los que menos tienen”.

 

Refirió que en el país, el 40 por ciento de la población destina más de la mitad de su ingreso mensual a los alimentos y a las medicinas. Por lo que, “para proteger el crecimiento económico y hacerlo sin afectar la economía de los que menos tienen, se propuesto no modificar el IVA en medicinas y en alimentos; mantener las exenciones en el IVA a los servicios médicos, al transporte urbano, a los libros y a las revistas”.

 

El titular de la SHCP, argumentó que la reforma también busca gravar las ganancias en la Bolsa Mexicana de Valores y fijar un impuesto a los dividendos que pagan las empresas a sus dueños; plantea dar mayor progresividad al Impuesto Sobre la Renta de las personas y eliminar tres cuartas partes de los tratamientos preferenciales y más de la mitad de los regímenes especiales, así como terminar con el régimen de consolidación fiscal.

 

Además, simplifica la Ley del Impuesto Sobre la Renta, a fin de eliminar espacios de evasión, tener una ley más justa y simple. Plantea eliminar el IETU y el Impuesto a los Depósitos en Efectivo.

 

Asimismo, propone facilitar la creación y el crecimiento de las empresas, otorga facilidades a los emprendedores que inicien negocios, así como modernizar y simplificar los sistemas de atención al contribuyente del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

 

Promueve la formalidad, pues más de la mitad de los mexicanos que trabajan, lo hacen fuera y no cuentan con seguridad social. Se plantea un innovador régimen de incorporación a la formalidad y a la seguridad social, añadió.

 

El funcionario federal, expresó que es una reforma que apoya el medio ambiente y la salud, a través de impuestos a las emisiones de carbono, a los plaguicidas y a aquellos productos que contribuyen al calentamiento global.

 

De igual modo, subrayó, se plantea un impuesto para combatir la obesidad mediante gravar con un peso por litro el consumo de bebidas azucaradas. También establece un nuevo régimen fiscal para Pemex. “México necesita una reforma energética y Pemex necesita un nuevo régimen fiscal”.

 

Se busca, mencionó que Pemex sea tratado como cualquier otra empresa petrolera del mundo y dejar atrás el actual tratamiento como si fuera una dependencia gubernamental más. “Las utilidades de Pemex, después de impuestos, deberán crecer, para tomar  una decisión sobre sus utilidades; si deben reinvertirse o destinarse a otros fines de beneficio social”.

 

Resaltó que la reforma promueve la responsabilidad hacendaria y el ejercicio transparente del gasto; establece una nueva regla que obligue al gobierno a ahorrar en temporadas buenas para poder enfrentar los momentos de bajo crecimiento, a través de nuevos fondos de estabilización incluyendo por primera vez un fondo soberano.

 

De igual modo, añadió, fija una meta de gasto que privilegia la inversión en educación y en infraestructura y no en aumentar la burocracia. Prevé nuevos mecanismos para transparentar el gasto público en materias tan importantes como la educativa y el gasto en salud.

 

Con la iniciativa, subrayó se fortalece la protección de los derechos de los contribuyentes, pues el SAT deberá informar al depositario sobre el curso de sus auditorías. Establece límites al embargo precautorio de cuentas bancarias de los contribuyentes.

 

Puntualizó que se prevén menores ingresos tributarios y petroleros para 2014, por lo que ante este escenario de desaceleración el Estado está obligado a reaccionar y por ello se propone aprovechar la fortaleza de las finanzas públicas y el marco normativo que da la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, para dar un impulso decidido al crecimiento económico.

 

Se amplía la meta de déficit presupuestal, originalmente aprobada con un balance sin déficit al 0.4 por ciento para que el Presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados, se ejerza en su totalidad y para que el próximo año, se dé un impulso al crecimiento económico a través de un déficit transitorio y manejable del 1.5 por ciento.

 

Mencionó que de aprobarse las reformas de orden tributario y legal que se enviaron a la Cámara de Diputados, se pronostica un crecimiento del 3.9 por ciento; una inflación del 3 por ciento; un tipo de cambio nominal promedio del 12.6 por ciento y una tasa de interés nominal promedio de los Cetes a 28 días, de 4 por ciento

 

De igual forma, hizo un reconocimiento al profesionalismo, seriedad y patriotismo con el que la Cámara de Diputados aprobó la Reforma Financiera. “A todos el más amplio reconocimiento, por la aprobación de esta trascendente reforma, que estoy seguro será estudiada ahora con cuidado, por el Senado de la República”.

 

Posteriormente, el diputado Ricardo Anaya Cortés (PAN), presidente de la Mesa Directiva, concluyó la sesión y se citó para la de mañana jueves 12 de septiembre, a las 11:00 horas.

Comentarios con Facebook