Huracán Humberto se mantiene en aguas del Atlántico oriental

Huracan-Humberto

Washington, 12 sep (PL) El huracán Humberto, en aguas del Atlántico oriental, mantiene categoría uno en la escala Saffir Simpson, con vientos máximos sostenidos de 140 kilómetros por hora, informa hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Estados Unidos.

Un reporte del CNH indica que a las 05.00 hora local el centro del sistema se estimó en los 20.5 grados de latitud norte y los 28.7 grados de longitud oeste, a 705 kilómetros al noroeste de las islas de Cabo Verde.

Se mueve a 22 kilómetros por hora con rumbo norte y se espera que gire hacia el norte noroeste con una disminución en su velocidad de traslación.

Humberto, la octava tormenta tropical de la actual temporada ciclónica del Atlántico norte, Golfo de México y Mar Caribe, es el primer huracán del período ciclónico.

Por su parte la tormenta Gabrielle fue degradada a depresión tropical, sus vientos son ahora de 55 kilómetros por hora y se localiza a 300 kilómetros al oeste noroeste de Bermudas y 895 kilómetros al sur sureste de Nantucket, Massachusetts.

Asimismo el CNH informa sobre un área de bajas presiones que se mueve sobre el sur de la Bahía de Campeche, con fuertes aguaceros, que tiene 60 por ciento de probabilidad de desarrollo ciclónico en las próximas horas.

Se mueve lentamente por el sur del Golfo de México, donde se reportan lluvias intensas.

Otra zona de aguaceros asociada a una amplia área de baja presión se observa al este de las islas de Sotavento, pero tiene baja posibilidad de convertirse en un organismo ciclónico. El pronóstico para este 2013 es de entre 13 a 20 organismos tropicales con nombre, de los cuáles una cifra situada entre siete y 11 llegarán a ser huracanes.

Expertos de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, por sus siglas en inglés) consideran que de los huracanes previstos, algunos podrían ser de gran intensidad, y alcanzar categoría tres, cuatro o cinco, en la escala Saffir-Simpson.

Factores climáticos como el aumento de la temperatura del mar, y la ausencia del fenómeno “El Niño”, que facilitan la formación de ciclones, así como la fortaleza del monzón en África occidental, fueron tomados en cuenta a la hora de realizar las predicciones, indicaron expertos.

Comentarios con Facebook