LA CARNE DE CERDO PROVENIENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS PUEDE TENER HASTA CUATRO AÑOS DE CONGELAMIENTO


La producción debe crecer a tasas superiores del cinco por ciento

A través de la “Gira Gastronómica México Sabe”,  productores de carne de cerdo buscarán incrementar el consumo per cápita de este producto y pasar de 16.4 kilogramos de consumo por persona al año, a más de 21 kilos en 2018, señaló José Luis Caram Inclán, presidente de la Confederación de Porcicultores Mexicanos.

En el marco de la presentación de la Gira, inaugurada por el secretario de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez, el presidente de los porcicultores aseguró que  los productores mexicanos están trabajando para ser más eficientes, incrementar la producción que en los últimos años ha crecido en promedio 1.6 por ciento, alcanzando en 2012 un millón 200 mil toneladas, pero que podría crecer a tasas superiores del cinco por ciento.

Esto, dijo, permitiría no sólo aprovechar el mercado de exportación de países como China, que son grandes consumidores de carne de cerdo, sino disminuir  las importaciones mexicanas de casi 500 mil toneladas al año, lo cual ya representan el 40 por ciento del mercado nacional.

Destacó que mientras la carne de cerdo mexicana es de primera calidad y fresca,  la proveniente de Estados Unidos, si bien no tiene ningún problema sanitario, puede llegar a  tener hasta cuatro años  de congelamiento, lo que le permite entrar al país a precios depredatorios para el mercado nacional, aunado a que su calidad nutricional no tiene la calidad del producto nacional.

Consideró que México tiene la capacidad no sólo de producir para atender la demanda nacional,  sino de cumplir con los más altos estándares de calidad e inocuidad para aprovechar los mercados internacionales, a los que actualmente se exportan 71 mil toneladas de carne, pero que puede crecer a más de cien mil en los próximos años.

“En países europeos y asiáticos  la producción de carne lleva una tendencia hacia la  disminución por cuestiones ecológicas, económicas y políticas y parece ser que, para México, puede ser la oportunidad para producir la carne de cerdo y atender necesidades de comida a la parte de Europa y Asia que en verdad  es una gran oportunidad para crecer”.

Al respecto el coordinador general de Promoción Comercial y Fomento a las Exportaciones de ASERCA, Gabriel Padilla Maya, informó que  podría ser en el primer trimestre del 2014 cuando formalmente se pueda iniciar la exportación de carne de cerdo a China, pues actualmente se trabaja en las fracciones arancelarias y en la  certificación de más plantas que puedan aprovechar el mercado hacia ese país asiático.

Señaló que tras la visita del presidente chino a México se recibieron las notificaciones del certificado para la exportación de  carne de  cerdo, pero sólo para 5 plantas, por lo que se  busca que sean beneficiadas 5 más, además de que se abran las fracciones arancelarias a todo el cerdo y no sólo a las vísceras, pues ello dará certidumbre al empresario mexicano.

“A nosotros no nos interesa vender sólo vísceras. En China hemos visto un  comportamiento de precio y una demanda de todas las piezas de cerdo mexicano. Estamos en pláticas con los importadores y les hemos hecho una solicitud a las autoridades chinas para que complementen las visitas de inspección en México. En principio, se ha complementado la información que solicitaron para que las diez plantas estén ya definitivamente autorizadas  y en su totalidad”.

Durante la inauguración de la “Gira Gastronómica México Sabe”,  se informó que, si bien ya se han iniciado las exportaciones hacia China, han sido de manera triangulada a través de Hong Kong y Vietnam. El interés de los importadores de China es recibir las facilidades de logística para acceder de forma directa a la carne de cerdo mexicana.

En ese sentido Padilla Maya informó que se buscará apuntalar una  campaña de promoción internacional para posicionar la carne de cerdo en países asiáticos.

Comentarios con Facebook