Fiesta de l´Humanité baja el telón hasta próximo año

94115-la-fete-de-lhumanite-20131
Por Carmen Esquivel Sarría

París, 15 sep (PL) La edición 78 de la Fiesta del diario l´Humanitéconcluyó hoy en la comuna francesa de La Courneuve, luego de tres días de mítines, conciertos y debates sobre los más importantes temas de la actualidad europea e internacional.
El encuentro fundado en 1930 por Marcel Cachin, entonces director del periódico, constituye un amplio espacio destinado a promover el diálogo y la solidaridad, en el cual participan partidos, agrupaciones sociales, sindicales y culturales de todos los continentes.
Este año el evento tuvo lugar en un contexto marcado por el conflicto sirio y las amenazas de una intervención militar de fuerzas occidentales en ese territorio.
En numerosos foros organizados en el parque George Valbón, sede de la cita, varias voces se levantaron para rechazar la guerra contra el país árabe y reclamar una solución política a la crisis.
Otros temas que acapararon la atención fueron la situación del pueblo palestino frente a las agresiones israelíes, la crisis económica en Europa, el aumento del desempleo y los desahucios, y la reforma del sistema de pensiones en Francia.
América Latina tuvo una amplia presencia en el encuentro, tanto por la cantidad de stands, como por los temas de debates.
En esta edición fue inaugurada una plaza en solidaridad con los cinco antiterroristas cubanos arrestados injustamente hace 15 años en Estados Unidos por alertar a su patria de los actos que se fraguan en Miami.
La lucha del pueblo cubano contra el bloqueo de Estados Unidos, los nuevos modelos de integración en América Latina, las consecuencias del golpe de Estado ocurrido en Chile hace 40 años, también ocuparon la atención de los participantes.
“Latinoamérica aumentó su participación en esta fiesta, donde contamos con un gran stand de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América y también con pabellones de Cuba, Colombia, Bolivia, Uruguay y otros países”, declaró a esta agencia el boliviano José Luis Martínez.
Mientras el músico argentino radicado aquí Julio César Pardo destacó la importancia de la presencia en el encuentro de personas de todos los lugares, de diferentes lenguas y culturas, que vinieron a hacer trabajo voluntario.
“Este, dijo el intelectual, es el evento de la izquierda más grande de Europa, un asidero para la gente que piensa en un mundo mejor, un lugar donde impera el espíritu de buena voluntad y sobre todo un baño de humanidad”.

Comentarios con Facebook