¿Viajar es un placer?

guillermo robles

Por: Guillermo Robles

 

Este fin de semana se vio mucha afluencia en las carreteras coahuilenses como también en el resto del país para aprovechar el puente del 16 de septiembre con motivo del bicentenario dela Independenciade México y poder relajarse de tantos estrés que han causado las reformas y leyes del presidente Enrique Peña Nieto, que han dejado un dolor de cabeza y preocupaciones a toda la población principalmente a la clase media porque el resto siempre ha estado para estirar la mano.

 

Cuando se piensa hacer un viaje por carretera, no necesariamente para período vacacional, sino también para quienes lo hacen en fechas festivas aprovechando los puentes y días de asueto, lo primero que la gente piensa es en las mejores opciones para cuidar la integridad sobre cualquier tipo de contingencia de seguridad.

 

Para los que tienen vehículo propio, primeramente ven en qué condiciones se encuentra su medio de transporte ya sea carro o camioneta, sin importar el tamaño del medio en que serán trasladados a su destino, es decir, si tiene el servicio completo del taller como son las condiciones del motor, niveles de aceite, correcta calibración de las llantas, entre otros más.

 

Pero al parecer esto no es suficiente ya que la violencia, el crimen y el robo se encuentra en todas partes porque el asalto en carretera va en aumento haciendo de ello las carreteras federales o de cuota más peligrosas y aún más tratándose si el viaje lo van hacer entre puras mujeres porque la preocupación es mayor optando en el uso del transporte de autobuses que existen en las centrales camioneras de cada localidad.

 

Hay que reconocer que éstas compañías o dueños de línea de transporte han cambiado en los últimos años en cuanto a sus camiones mejorando desde la adquisición de unidades nuevas incluyendo una diversidad de beneficios para que el pasajero tenga un viaje placentero donde no falta el clima dentro de sus unidades, televisiones de pantalla plana y películas que son relativamente nuevas. En algunos, se incluye el sandwichito o no ha de faltar la bolsita de cacahuates o cualquier otro tipo de refrigerio. También han mejorado mucho en la limpieza tanto del interior como del exterior de los camiones, así como la comodidad de sus asientos inclinables para el que quiera echarse una pestañita o bien la dormilona hasta llegar a su destino final. Todo esto además de llevar sanitarios, quedando en el arcón de los recuerdos las famosas paradas “técnicas” para hacer una necesidad fisiológica, siendo las más afectadas las del sexo femenino, por las razones obvias y que sale sobrando decirlas.

 

Los dueños de éstas líneas de transporte camionero han competido tanto que sus mejorías han sido notables para ver quién brinda el mejor servicio, incluyendo en la presentación de sus choferes que en algunos casos los obligan al uso de gorrito de chofer, saco y corbata. Pero también asegurándose para aquellos que tienen el pie pesado estos camiones están gobernados para que el motor no rebase el límite de velocidad máxima que son los99 kilómetros.

 

En algunos de ellos dentro del cobro del boleto viene incluido un seguro de cinco pesos adicionales que para dizque lo que pueda suceder pero nunca te especifican realmente qué es lo que está cubriendo dicho seguro pero bueno funciona la mercadotecnia brindando un sentir de viajar protegido.

 

Pero tal parece que por muchos beneficios que han invertido los concesionarios de los transportes foráneos, éstos son insuficientes ante los asaltos dentro de las unidades porque continúan los robos dentro de los camiones con pistola en mano que ya algunos pasajeros empiezan a tomar medidas de portar un arma para defenderse contra éstos asaltantes, haciendo justicia con su propia mano. Cada vez es más frecuente que sale el héroe anónimo para defenderse cuando los delincuentes empiezan a despojar a todos los pasajeros de sus pertenencias y cuando menos se lo esperan brinca el envalentonado pasajero para hacerles frente dándose los casos en donde pierde la vida algunos de los asaltantes.

 

Este tipo de situaciones no serán la primera, ni la última vez porque cada vez aumenta la impotencia de los ciudadanos donde ven que la inseguridad prevalece y domina en todas partes, la gente prefiere tomar medidas con la adquisición de alguna arma de fuego para poder defenderse sin importar qué.

 

Habrá quien considere un acto de heroísmo que hizo ese pasajero desconocido ante una situación en donde sintió que su vida estaba en riesgo, no obstante para las leyes considerado como un homicida.

 

Este tipo de robos en camiones de pasajeros cada vez va en aumento, siendo evidente la facilidad con la que se puede subir cualquier pasajero y asaltante de que no hay mecanismos de seguridad, y ni la mínima instrumentación para revisar que nadie porte armas. Lo peor de todo esto es que también genera ideas para futuros pasajeros que hay que ir armados porque ninguna autoridad obliga a las centrales de camiones hacer una revisión para evitar éste tipo de desgracias.

 

El problema de las centrales de autobuses es a nivel nacional, simplemente aquí en Coahuila, en los principales municipios si existen puertas detectores de armas, con el inconveniente de que siempre están desconectadas.

 

Nunca hacen una revisión sobre el tipo de cargamento o equipaje que tienen los pasajeros siendo un medio tan fácil para poder transportar de manera segura cualquier tipo de droga.

 

No existe en ninguna parte dela República Mexicanauna central camionera que lleve las mínimas normativas e instrumentación que hacen en los aeropuertos para realmente asegurar a los pasajeros y tampoco no hay nadie quien asegure una normativa para que éstos camiones no se paren fuera de las terminales a subir pasajeros que no compran un boleto dentro de la central camionera.

 

Se han hecho reportajes en la central camionera de Saltillo, por parte dela Agenciade Noticias SIP, en donde se ha demostrado con qué facilidad una persona puede caminar con un cuchillo en mano a la vista de todos y nadie dice “pío”.

 

De nada sirve que los dueños de éstas líneas de transporte inviertan tanto en sus unidades cuando la inseguridad y el terror existe dentro de sus unidades al momento de que abordan con una facilidad sus unidades por la falta de una normativa de seguridad que en el caso de existirlo son letras muertas porque en la práctica es otra cosa. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook