LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Brasil reitera rechazo al uso de la fuerza en Siria

6a00d8341bfb1653ef019aff1dbb61970d-550wi

Brasilia, 16 sep (PL) Brasil reiteró su rechazo a una intervención militar extranjera en Siria e instó a la ONU a adoptar medidas para prohibir el flujo de armas convencionales a ese país, afirmó hoy el canciller Luiz Alberto Figueiredo.

“Este es el momento de invertir en la diplomacia en la búsqueda de una paz duradera. Es la hora de abandonar cualquier plan de intervención militar extranjera que sólo empeoraría la situación” en esa nación, resaltó en rueda de prensa Figueiredo.

Tras elogiar las acciones emprendidas por Rusia y el acuerdo alcanzado con Estados Unidos sobre las armas químicas en Siria, recalcó la oposición brasileña al uso de la fuerza en ese país árabe, donde -confirmó- se debe emplear la vía política para lograr la paz.

Figueiredo reconoció el avance alcanzado tras la decisión del gobierno de Bashar al Assad de adherirse a la Convención que prohíbe el uso de armas químicas y destacó la importancia de que la comunidad internacional reconozca la soberanía de esa nación y acepte soluciones propias de los sirios para resolver el conflicto.

Es indispensable además trabajar para acabar con la violencia causada por el uso de armas convencionales en la crisis, por lo cual constituye una prioridad “cerrar el flujo de armas que viene del exterior y que alimenta a todos los lados” que agravó la situación humanitaria en ese país y origina más muertos y refugiados.

Se trata de un problema que debe ser resuelto y sin duda esperamos que el Consejo de Seguridad alcance un acuerdo para terminar con eso, aseveró al ratificar la necesidad de poner este asunto en la agenda de ese órgano.

“Nuestra expectativa es que la situación en Siria mejore cada vez más” y que la inminente destrucción del arsenal químico allane el camino hacia la solución de esa crisis, señaló.

Al referirse a su encuentro la semana pasada con la asesora de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Susan Rice, en la Casa Blanca, dijo que hoy se reúne con la presidenta Dilma Rousseff para informarle sobre los resultados de esta cita.

Brasil espera una respuesta concreta y por escrito a las denuncias de que correos electrónicos y llamadas telefónicas de Rousseff y sus asesores fueron interceptadas por la Agencias de Seguridad Nacional (NSA, siglas en ingles).

Las revelaciones realizadas por el exagente de la NSA Edward Snowden, asilado en Rusia, causaron gran malestar en esta nación y hasta generaron dudas sobre la visita oficial de la jefa de Estado de Brasil a Washington, prevista para octubre.

Comentarios con Facebook