Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Diputados se reúnen con representantes de la comunidad científica y tecnológica


Escuchar propuestas para mejorar leyes en la materia, su propósito

Proponen que investigadores, junto con empresas, obtengan provecho económico de sus descubrimientos

Interesa a Comisión del ramo reformar leyes respecto a patentes: Félix Hays

 

Diputados de la Comisión de Ciencia y Tecnología sostuvieron un  encuentro con investigadores, académicos y representantes de instituciones científicas, quienes plantearon la necesidad de reformar la Ley de Ciencia y Tecnología, y los reglamentos afines, para impulsar esta rama del conocimiento y a los profesionales del país.

 

Entre los planteamientos, destacó el de modernizar los estatutos correspondientes para permitir a investigadores explotar comercialmente sus patentes, así como hacer obligatoria en instituciones educativas la enseñanza de emprendimiento empresarial, para facilitar la generación de profesionales innovadores.

 

Asimismo, los científicos y académicos ponentes urgieron a aprovechar la propuesta del Ejecutivo federal de asignar el 1 por ciento del Producto Interno Bruto al ramo de Ciencia y Tecnología, para convertir a estas disciplinas en motor fundamental del desarrollo de México.

 

En la reunión, el diputado Rubén Benjamín Félix Hays (NA), aseguró que este acercamiento es el comienzo de una serie de mesas de trabajo con miras a consensar y sacar adelante las propuestas, “para que en este periodo ordinario de sesiones sean dictaminadas y, en el próximo, discutidas en el pleno de la Cámara de Diputados”.

 

“Existe mucho interés por parte de la Comisión para sacar adelante la iniciativa de reforma a las leyes respecto a patentes. La innovación es muy importante para la generación de riqueza y empleos”, añadió.

 

En su participación, la diputada Irazema González Martínez Olivares (PRI), propuso formar enlaces entre instituciones y funcionarios públicos para acordar una agenda de trabajo destinada a modificar la Ley de Ciencia y Tecnología.

 

“Esta agenda de trabajo –consideró- no es solo de los legisladores, sino también de los académicos para los académicos, en donde la información generada pueda ser de utilidad para alcanzar la meta que buscamos”.

 

El legislador José Everardo Nava Gómez (PRI) afirmó que es el Poder Legislativo el que debe mejorar la condición de la ciencia en el país, mediante las leyes, ya que “el desarrollo de México tendrá que estar basado en este rubro”, lo que sus colegisladores se encuentran en disposición y voluntad de apoyar.

 

El también priista Marco Alonso Vela Reyes coincidió en que muchos de los problemas del país tienen solución en las propuestas de la comunidad científica, por lo que la enseñanza en esta rama del saber se debe impulsar desde muy temprana edad “a quienes le quieran entrar”.

 

Asimismo, dijo que con el conocimiento de los investigadores y científicos, se ayudará a identificar las partes legales que se necesitan modificar en las leyes vinculadas al tema. “Gracias a ustedes tenemos una visión más amplia, que no se debe soslayar en bien del progreso del país”, sostuvo.

 

Por el PAN, el diputado Luis Miguel Ramírez Romero dijo que esta podría ser la tercera generación de reformas que han intentado vincular la investigación, la ciencia y la tecnología con la parte de innovación.  Esto “debe ponerse cuanto antes en marcha”, pues “estamos en un momento en el que se tiene un espíritu reformador, emanado del Pacto por México, lo que hace que las leyes caminen de forma rápida; tal impulso, debe aprovecharse”.

 

Por último, el legislador Andrés Eloy Martínez Rojas (PRD) consideró que los científicos “son como los artistas”, ya que no obtienen un beneficio económico por su labor. “Su ganancia es el hecho de practicar la ciencia y realizar descubrimientos en el marco de sus disciplinas”, explicó.

 

Ante esto, propuso enfocar los esfuerzos en crear  condiciones para que las empresas desarrollen laboratorios e institutos de investigación, donde los adscritos tengan el derecho de explotar económicamente, junto con la empresa, sus descubrimientos.

 

Por parte de la representación de científicos y académicos, Martín Ramón Aluja Schuneman Hofer, director del Instituto de Ecología (INECOL), propuso impulsar una cultura de emprendedores desde los niveles básicos de educación, como base para la reforma en la materia.

 

Estimó importante fijar, por mandato de ley, que en los centros científicos se instituyan materias para que los estudiantes acepten el emprendimiento como parte fundamental de su quehacer profesional; de esta manera, dijo, “se podrá tener generaciones innovadoras en los próximos años”.

 

La secretaria de Investigación y Posgrado del Instituto Politécnico Nacional (IPN), enfatizó que para que México llegue a la innovación, el modelo laboral de las instituciones de educación debe permitir alcanzar esta meta.

 

“Hay que pensar en modelos de estructura laboral diferente, para que los investigadores dejen de pensar en becas y, de verdad, su creatividad se convierta en un producto comercial”, detalló.

 

En su exposición, Miguel Ángel Margáin González, director general del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), consideró: “es bueno ver el escudo nacional plasmado en los papeles que certifican las patentes, pero es mejor verlos en las monedas que tal patente reditúa a su dueño cuando la explota comercialmente”.

 

“Una de las leyes que también se tendrá que reformar –subrayó- es la de la propiedad industrial. No hay que satanizar las patentes, pues esto es lo que va a permitir que tal logro se convierta en negocio”.

 

Por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), su director jurídico, José Rodrigo Roque Díaz, recordó que el Ejecutivo federal fue muy claro en impulsar la ciencia y la tecnología, con la meta de invertir el 1 por ciento del PIB en el rubro, lo cual, dijo, es una meta muy difícil y ambiciosa.

 

Planteó que se debe hacer un gran esfuerzo por parte de los sectores público y privado. En particular, “para que haya interés del sector privado, se necesita más innovación, convencer a las empresas a que inviertan en ciencia y tecnología”, sostuvo.

 

Por su parte, René Asomoza Palacio, director general del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV), del IPN, opinó que lo expresado en este encuentro “son piezas de un rompecabezas que, al armarlo, forman la dirección en la que queremos ir. Aunque requiera muchos años, es algo que se debe hacer”.

 

Insistió que se debe tener un recurso más significativo para crear empresas que generen riquezas, impuestos y empleos, meta en la que los científicos y legisladores “tienen tarea pendiente”.

 

Al concluir el evento, Félix Hays recalcó que en el centro de las pláticas está la meta de facilitar labores y presupuestos fundamentales para las tareas de ciencia, tecnología e innovación. “Pero no es una sola ley, sino varias las que se deben modernizar y reforzar para lograr el propósito”, añadió.

 

Dijo que aunque los recursos asignados por el Presupuesto de Egresos de la Federación 2014 (PEF) para el ramo de ciencia y tecnología aumentarán en 30 por ciento, siguen siendo insuficientes. “Queda mucho por hacer todavía en el ámbito legislativo”, concluyó.

Comentarios con Facebook