Juicios y Prejuicios

Tres décadas de crecimiento sin desarrollo frenó a las pymes

Durante casi tres décadas -1983-2011- México registró un crecimiento sin desarrollo en el que la aplicación de políticas de apertura comercial, libre circulación de capitales y el retiro del Estado de la actividad productiva –en el marco del esquema de la globalización neoliberal-, frenaron el crecimiento sostenido de las pymes manufactureras, sostuvo la maestra en economía Evelia Rojas Alarcón.

Sin referirse al proyecto del presidente Enrique Peña Nieto sobre las reformas estructurales, pero atinando sobre su enfoque, la maestra egresada de Economía del IPN, afirmó que “el cambio estructural, aplicado desde 1983, no ha logrado mostrar resultados en la gran base social de México, a pesar de que muchas reformas “estructurales” se han venido instrumentando y en todos los casos se ha dicho que son las únicas y necesarias para lograr ese crecimiento anhelado” de la economía.

En entrevista exclusiva, la economista habló del trabajo de tesis que realiza actualmente para el doctorado en el Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, y en el que sostiene lo anterior, precisando que “la parte crítica de esta circunstancia radica en que se instrumentaron políticas reformadoras, pero en la práctica no se han logrado los objetivos declarados, sobre todo porque tales reformas tienden a plantear una estructura que se maneja en países de diferente tamaño y formación político-social”.

El mayor perjuicio de esas reformas estructurales ha sido generar una disminución de la participación de las empresas en la economía, particularmente las pymes manufactureras que fueron el centro del análisis doctoral que ha realizado y que se orienta particularmente en identificar el papel esperado de las pequeñas y medianas empresas como resultado del cambio de modelo que se da partir de 1983 en la economía mexicana.

Mediante su investigación “será posible aclarar y hacer más evidentes las razones por las que las Pyme han permanecido sin evolución y han modificado su estructura para adaptarse al sector de servicios, en lugar de crecer en el sector industrial y generar productos nuevos”.

Recordó que a partir de 1983, tuvo lugar una “gran transformación” en México, que se caracterizó por la liberalización comercial y financiera –conocida como neoliberalismo-, como parte de ese proceso, diez años más tarde  se puso en marcha el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), con lo que se fortaleció la estrecha vinculación de la economía mexicana con la de Estados Unidos, tanto en términos de flujos de capital como en el del comercio de bienes y servicios.

Asimismo, la reforma del reglamento sobre la inversión extranjera abrió la puerta a un aumento de flujos de capital y llevó a una mayor presencia de capital extranjero en la economía nacional a través de nuevas inversiones y adquisiciones de empresas locales, destacando la privatización de empresas públicas. Ese proceso de drástica reforma en México dio al sector privado un papel más importante en la asignación de recursos y un mayor alcance a las fuerzas del mercado y la competencia internacional, todo lo anterior con el objetivo de entrar en una fase de fuerte expansión económica impulsada por las exportaciones.

La profesora  de economía en el Sistema de Universidad Abierta de la FES Aragón, pidió considerar que en el contexto actual se han tenido crisis permanentes, desde la década perdida, pasando por la financiera de los años noventa y la internacional suscitada en el 2008, además de la competencia transnacional fuerte y un acceso condicionado al financiamiento, lo que ha generado un problema de sobrevivencia dentro del mercado interno, pues la apertura comercial modificó los encadenamientos que se lograron en los años sesenta y setenta con la sustitución de importaciones.

-Desde luego que a partir de que se adopta el modelo neoliberal, las políticas que se han aplicado obviamente han generado una disminución de la participación de las empresas en la economía debido a que se ha liberalizado esta, hay mayor apertura comercial y estas (las pymes) no tenían un mercado fuerte a partir de que se deja el apoyo o subsidio que el Estado estaba proporcionándoles y obviamente con la apertura resultan ya no tan competitivas y al adaptarse las empresas a las circunstancias del mercado, estas empiezan a buscar una alternativa que es los servicios y dejan de producir. Ese ha sido el principal problema con el que se han enfrentado las pequeñas y medianas empresas.

En su investigación, la economista encontró los problemas de supervivencia a los que se han enfrentado las pymes en el mercado interno, que ella explica:

-Precisamente en el mercado como ya lo he mencionado, algunas de ellas incluso han desaparecido, en la época principalmente la crisis de 1994, al no tener alternativas de cómo competir con las nuevas empresas quedaron fuera del mercado. Por ejemplo, conocí a una compañera en la maestría que su papá se dedicaba a maquilar trajes pero con la apertura comercial de nuevas empresas de plano cerró sus negocios que tenía en la Lagunilla, vendía incluso trajes al interior de la República y completamente desapareció esa empresa, porque resulta que sus trajes aun siendo de buena calidad en manufactura, ya no competían con los costos de aquellos que estaban entrando al mercado y que tenían casi la misma presentación, así que fue más por costo que por calidad.

La misma presentación y la misma calidad.

-Así es, entonces ya no hay mercado y al no tener demanda al precio que ellos lo daban, pues simplemente desaparecen.

El problema de la competitividad fue a partir de que México se incorpora al TLCN, apertura que obstaculizó que fueran competitivas al entrar empresas transnacionales con mayor tecnología, mejores productos, lo que precisamente perjudicó a las pymes, empresas, subraya, extranjeras, principalmente las chinas.

Alerta que la estrategia para la competitividad no está sustentada en procesos de innovación importantes en los que intervengan de manera prioritaria las Pymes; de hecho se ha registrado un proceso de desindustrialización con crecientes niveles de desempleo y aumento del empleo informal.

En su investigación, a la que este columnista tuvo acceso, habla que la inversión extranjera directa ha generado pocas empresas novedosas, centrándose en las empresas de modelo secundario exportador, pero que intensificó los procesos de outsourcing, desmantelando gran parte del aparato productivo no sólo de México sino de América Latina.

-A partir de la apertura comercial (1994) ya había desaparecido un poco el crecimiento productivo que existía en el país, pero al instalarse las empresas transnacionales en nuestro país, estas traían su propia tecnología, su nueva producción y lo único que han hecho estas es generar a través de las pequeñas y medianas empresas en proveedoras de algunos servicios y productos, pero no es… más que outsourcing de estas grandes empresas. Estas han crecido en nuestro país pero no han crecido las empresas, pequeñas y medianas, en el sentido que sean ellas mismas que generen mayor empleo y mayor producción. Si no simplemente como proveedores.

 

RESPONDE PEÑA A EMERGENCIA

Ante el embate de las dos tormentas tropicales, Ingrid y Fernando, el Presidente Enrique Peña Nieto respondió a los mexicanos desde la noche del 15 de septiembre y tras dar el grito se reunió con su gabinete para instruir a sus integrantes para atender la emergencia que empezaba a estragar el territorio nacional… Y no sólo eso, sino que al día siguiente, el lunes 16, luego de encabezar el desfile militar conmemorativo del 203 aniversario de nuestra independencia, se trasladó hasta Acapulco para supervisar los daños ocasionados en el puerto, donde quedaron varados –por tierra y aire- miles de turistas nacionales y extranjeros, y dispuso el estado de emergencia para atender a los 250 mil afectados de 50 municipios de Guerrero y un puente aéreo entre el puerto y la Ciudad de México… Además de instruir a los secretarios de Sedesol, Rosario Robles y de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, para que atendieran como enlaces especiales la emergencia, Peña Nieto estuvo pendiente de lo ocurrido también en municipios de Veracruz (66), Tamaulipas (22), y Oaxaca, donde se han declarado también emergencias y se canalizan ya recursos del Fonden así como auxilio con medicamentos y comida… Y a donde se trasladaron otros secretarios de Estado (SEP, SSA, Sedatu, Sagarpa y Turismo, entre otros) para coordinar la atención… En los tres últimos días de lluvias que han ocasionado inundaciones, derrumbes y bloqueos carreteros en más de cuatro estados –también han resultado afectadas 25 entidades más, entre otras San Luis Potosí, Nayarit, Colima, Morelos, Jalisco-, han perecido ya 34 personas (22 personas en Guerrero, Hidalgo, Oaxaca y Puebla, sin tomar en cuenta el deslave de un cerro en Altotonga, Veracruz, donde 12 personas habrían perdido la vida) y resultado perjudicados 1.2 millones de mexicanos… Afortunadamente, Ingrid y Fernando están pasando ya y el gobierno federal continuará coordinando las tareas de auxilio con los gobiernos estatales y municipales, canalizando todo lo necesario para los damnificados con el apoyo del Ejército y la Marina-Armada de México que han aplicado ya el Plan DNIII… No obstante la tragedia, el presidente Peña Nieto respondió y dio muestras de sensibilidad no sólo política sino humana por sus compatriotas…

 

TREGUA, NO CESE, DE LA CNTE

El desalojo de la Plaza de la Constitución, vulgarmente conocida como Zócalo, tanto por los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación como por la presencia de la Policía Federal, significó aparentemente una tregua y no un cese de la movilización y lucha por sus derechos sindicales, sus prebendas y sus nichos de poder.

No fue, como algunos gritaron festejando que se había impuesto la ley y el Estado de Derecho, atribuyendo a Enrique Peña Nieto como Presidente, y a Miguel Angel Mancera como Jefe de Gobierno, ser los autores de que ¡al fin! se puso fin a lo que, ciertamente, ha sido un “mito represor” del 68, que impedía a los gobiernos de los tres órdenes no usar a la fuerza legítima del Estado –que apoyo como abogado y maestro- contra quienes al manifestarse, reunirse y expresarse, lo hacen violentando la ley y derechos de tercero.

Con un poco de sensatez, pudimos ver que cuando los 3 mil policías federales y 300 policías de Seguridad Pública del D.F., cercaron la plaza, ésta ya estaba casi desalojada y que sólo se opusieron no los maestros sino los infiltrados y los anarcos que se enfrentaron a los agentes del orden agrediéndolos y lastimándolos, sin que estos hirieran o lastimaran a los agresores, sólo los detuvieron.

Ya previamente los dirigentes de la CNTE – el secretario general de la Sección IX del Distrito Federal, Francisco Bravo, y Rubén Núñez, secretario general de la Sección 22 del estado de Oaxaca- negociaban en Gobernación el desalojo, que finalmente aceptaron realizar. Así que no fueron desalojados por el uso de la fuerza pública, ni tarde ni muy tarde. Ellos desocuparon la plaza.

Y no regresaron a sus lugares de origen –Michoacán, Guerrero y Chiapas- sino que permanecieron en el Distrito Federal, un grupo hizo campamento en las inmediaciones del Monumento a la Revolución y otros en distintos lugares de la capital. Y no son 500 como alegremente informa que son el Jefe de Gobierno Miguel Angel Mancera, sino unos 8 mil como se conocía momentos antes del “desalojo” policial.

Como no se ha satisfecho la principal demanda de los integrantes de la CNTE que es  la permanencia de sus plazas y una evaluación que se ajuste a la realidad en la que trabajan los maestros, como Oaxaca, donde sólo hablan un dialecto y no español. Y que si bien los niños llegan a aprender el español, es grave lo que ocurre no solo allá sino en todo el país, no tienen comprensión de lectura. Un problema que la reforma educativa debe resolver si la modernidad a la que el gobierno de Peña Nieto quiere meter a México, de acuerdo a las exigencias de la OCDE, se pretende imponer.

Y como no ha habido esa respuesta clara, los miembros de la CNTE pretenden regresar a la Plaza de la Constitución y mantener su plantón a partir del miércoles 18 de septiembre y permanecer hasta que la tengan. Además de convocar el jueves 19 a un paro nacional más como el pasado en el que se manifestaron maestros de 25 estados… Sólo que no podrán hacerlo ese día porque la Plaza está cercada por la Policía federal y la conmemoración del 19 de septiembre que el Presidente Peña Nieto encabezará al izar la bandera en el asta monumental, impedirá que los maestros interfieran con el día de luto nacional por las víctimas del sismo de 1985… Y este martes los lideres Bravo y Núñez, negociaban con el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong…Sin embargo, el jefe de Gobierno Miguel Angel Mancera conminará a los integrantes de la CNTE a no tomar la Plaza otra vez y no afectar la vida cotidiana y de comercio del Centro Histórico. ¿Le harán caso los maestros? Veremos

Comentarios con Facebook