Presiona occidente para culpar a Siria de uso de armas químicas

Washington, 17 sep (PL) Estados Unidos y aliados occidentales insisten hoy en culpar a las autoridades sirias del presunto uso de armas químicas contra la población, pese a que un informe de la ONU se aparta de esa tesis.

Las acusaciones de la Casa Blanca, Francia, Reino Unido y algunas naciones árabes, contrastan con lo que plantean los inspectores de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Los expertos internacionales establecieron, con base en muestras ambientales y clínicas, que en el ataque se emplearon proyectiles tierra-tierra que contenían el agente nervioso sarín, algo que nadie refuta.

Naciones Unidas se abstuvo de mencionar a los responsables, algo que pudiera establecerse en otras visitas a esa nación árabe por los expertos internacionales.

Llama la atención el anuncio este lunes del presidente Barack Obama de enviar asistencia relacionada con armas químicas a la oposición siria, así como a organizaciones internacionales que trabajan en esta nación de Oriente Medio.

La Casa Blanca ofreció adiestramiento defensivo frente a armas químicas y equipo de protección para “miembros autorizados” de la oposición siria a fin de que puedan guarecerse del uso de gases mortíferos.

Un funcionario de alto rango del gobierno de Obama dijo que la asistencia y adiestramiento no dotará a la oposición siria de la capacidad para preparar, desplegar o maniobrar arsenales de armas químicas, algo que, según informes de la región, ya fue ejecutado por contratistas pagados por las monarquías del Golfo.

Mientras tanto este martes continúan aproximaciones para una salida a la crisis, las que se centran en un proyecto de resolución que debe analizar el Consejo de Seguridad de la ONU, donde hay desacuerdo entre Rusia y otros miembros permanentes del órgano.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, acordaron algo en Ginebra que en opinión del titular ruso tiene una lectura equivocada de los aliados.

Al principio, la decisión debe ser tomada por la Organización de Prohibición de Armas Químicas, luego el Consejo de Seguridad debe apoyarla y el Capítulo VII aquí no está previsto, subrayó en declaraciones a medios de prensa Lavrov.

Pese a que Washington pulsó para acordar el uso de la fuerza “el documento acordado, el que aprobamos y que es nuestra guía para actuar y nuestra obligación mutua, no contiene esa mención”, dijo.

En las declaraciones este martes en Moscú, junto a su similar francés, Laurent Fabius, el titular ruso instó a dejar avanzar el proceso político y manifestó su esperanza de que la Casa Blanca se ajuste a lo acordado.

Otro aspecto relevante de las declaraciones del jefe de la diplomacia rusa son sus críticas a la oposición siria que trata de imponer condiciones para la celebración de la conferencia de Ginebra II e instó a los aliados a obligarlos a asistir al encuentro. Rusia denunció, además, que algunos países no quieren dejar de fabricar sin licencia las armas de diseño soviético, en alusión a una pregunta si en Siria fueron encontrados supuestamente fragmentos de un misil con la inscripción en letra cirílica.

En esta región (Medio Oriente) circulan muchas armas, tanto de los tiempos soviéticos, como modernas, puntualizó.

Durante la rueda de prensa con Lavrov, el titular de Exterior de Francia insistió en que el reporte de la ONU deja al descubierto al régimen sirio.

Sobre la base de la información de nuestros agentes externos, dijo, consideramos que ese reporte prueba la responsabilidad del régimen por el ataque de armas químicas del 21 de agosto.

Por contraste, el jefe de la diplomacia rusa manifestó que existen “serias razones que sugieren que esta fue una provocación” por parte de los rebeldes que combaten al gobierno del presidente sirio, Bashar Assad.

También Susan Rice, la asesora de Seguridad Nacional de Obama, dijo anoche tras conocer el informe que el texto reafirma su sospecha de que el ataque fue perpetrado por el gobierno sirio, alegando que sólo él tiene capacidad para perpetrar un hecho de esas características.

En Damasco, el gobierno de Siria condenó hoy las posturas de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, que a su juicio, intentan imponer su voluntad al pueblo sirio además de apoyar a grupos terroristas afiliados a la red al-Qaeda, para derrocar al gobierno.

Comentarios con Facebook