LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Reclaman desde La Habana compromisos en ONU para el desarme nuclear

ciudad La Habana, Cuba

La Habana, 17 sep (PL) La Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU) realizó hoy aquí un foro On line en apoyo a la reunión de alto nivel de la Asamblea General de la ONU para el desarme nuclear, a realizarse el 26 de septiembre.

Activistas de organizaciones no gubernamentales y especialistas respondieron a interrogantes de usuarios de las redes sociales de Internet, y se pronunciaron por la necesidad de que gobiernos y líderes mundiales se comprometan en la eliminación total y la prohibición de las armas de exterminio masivo.

Soraya Hernández, directora general de la ACNU, clamó por pasos concretos en esos objetivos, como el establecimiento de un calendario para la reducción gradual de las armas nucleares y el inicio de negociaciones para una Convención Internacional sobre Desarme Nuclear.

Hernández subrayó que la humanidad sigue corriendo el riesgo de ser aniquilada por la existencia de más de 19 mil armas nucleares, de las que cuatro mil 400 se encuentran en estado operacional y otras dos mil están listas para ser empleadas de inmediato.

Dijo que el uso de esos dispositivos de muerte es totalmente inmoral e injustificable bajo ningún concepto o doctrina de seguridad.

Silvio Platero, presidente del Movimiento Cubano por la Paz, enfatizó que la reunión de alto nivel fue propuesta por Cuba a nombre de los Países No Alineados, y forma parte de los compromisos adoptados en la Cumbre del Milenio, del año 2000.

Para el profesor Leyde Rodríguez, del Instituto Superior de Relaciones Internacionales, “si no se destruyen los enormes arsenales nucleares en poder de las principales potencias mundiales, la seguridad internacional y la existencia futura de la humanidad seguirán pendiendo de un hilo”.

El académico recordó que en el pensamiento político de Fidel Castro hay una importante alerta por la terrible amenaza que representan los armamentos nucleares.

“La comunidad internacional debe tomar conciencia de los efectos globales de cualquier detonación accidental o intencional”, enfatizó.

A su vez, el doctor Carlos Pazos, presidente del Comité Médico Cubano para la Prevención de la Guerra Nuclear, refirió que desde los bombardeos contra Hiroshima y Nagasaki la humanidad ha sufrido una sucesión ininterrumpida de eventos de crueldad e irresponsabilidad, con evidentes consecuencias para la salud.

Mencionó también los accidentes nucleares en aviones, submarinos, silos de lanzamiento, depósitos de combustible y otros que han provocado perdidas humanas y un considerable número de lesionados.

Una conflagración nuclear global produciría de inmediato millones de muertes, sin posibilidades de atención médica previa, concluyó.

Comentarios con Facebook