Jefe del Pentágono reitera posibilidad de acción militar contra Siria

Washington, 18 sep (PL) El secretario de Defensa norteamericano, Charles Hagel, dijo hoy que Estados Unidos mantiene el despliegue de sus buques militares en el mar Mediterráneo oriental ante la posibilidad de un ataque militar contra Siria.

El Pentágono está listo para realizar golpes aéreos y coheteriles contra aquel país árabe en caso de que el gobierno de Damasco no cumpla el compromiso de entregar sus armas químicas a organismos internacionales, según el acuerdo entre Washington y Moscú sobre el tema, señaló el funcionario.

Hagel añadió que las fuerzas estacionadas en el Medio Oriente están preparadas para cumplir cualquier opción que decida el presidente Barack Obama, y agregó que no existen planes para retirar los cuatro destructores que están en el Mediterráneo, cerca de las costas sirias, equipados con misiles crucero Tomahawk.

Reiteró que la amenaza creíble del uso de la fuerza de Estados Unidos fue lo que ayudó a persuadir a Siria de aceptar el acuerdo sobre las sustancias tóxicas, versión rechazada recientemente por el gobierno de Bashar al Assad.

Por su parte, el presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor, general Martin Dempsey, el oficial estadounidense de más alto rango, dijo que la Casa Blanca valora si el Pentágono toma el control de la entrega de armas a las bandas antigugernamentales sirias, lo que significaría una asistencia en mayor escala.

En las últimas semanas la Armada estadounidense reforzó su presencia en la región del golfo Pérsico con el arribo del portaaviones Harry S. Truman, con dos cruceros coheteriles e igual número de destructores como buques escoltas.

Esta agrupación tenía previsto relevar a su similar USS Nimitz, pero éste a su vez permanecerá en la región hasta nuevo aviso, pues su presencia sería vital en la eventualidad de un golpe militar contra Siria.

Obama enfrenta una fuerte oposición en el Congreso y la opinión pública nacional e internacional para llevar a cabo sus planes de ataque contra Siria, a cuyas autoridades acusa de utilizar armas químicas contra la población civil, alegaciones que rechaza el gobierno de Damasco.

Según encuestas recientes, más de 60 por ciento de los estadounidenses rechazan el empleo de la fuerza contra esa nación levantina.

Comentarios con Facebook