La propuesta de reforma hacendaria del Ejecutivo hundiría a los campesinos, advirtió el Senador Daniel Ávila Ruiz

La Reforma Hacendaria propuesta por Ejecutivo Federal no debe ser aprobada en sus términos, pues causaría el hundimiento del campo mexicano y el encarecimiento de los productos agrícolas, aseguró el senador Daniel Ávila Ruiz.

Por ello, aseguró los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) se opondrán a que el gobierno Federal recaude más ingresos a costa de los campesinos.

“No al alza en los impuestos a fertilizantes, gasolina, diesel, electricidad para uso agrícola y transportes foráneos”, enfatizó el senador por Yucatán.

En ese sentido, puntualizó que con la eliminación de los regímenes tributarios especiales, prevista en la iniciativa, los contribuyentes del sector agrícola tendrían que pagar aproximadamente un 30% más de impuestos de lo que actualmente tributan.

Los plaguicidas costarían 16% más a partir del 1 de enero si se aprueba la reforma al IVA. Con este impuesto el gobierno espera recaudar 369.4 millones de pesos que serían tributados por los trabajadores del campo, lo que afectará su economía, explicó Ávila Ruiz.

El IVA a plaguicidas podría originar menores inversiones de este sector, pérdidas de empleo y la entrada de productos no certificados o ventas clandestinas, agregó.

Además, el senador yucateco consideró que el paquete fiscal 2014 establece que cada mes la gasolina Premium y el diesel subirán 8 centavos y la gasolina magna 6 centavos. Con esta medida todos los mexicanos, incluyendo los campesinos, pagaremos un peso más por litro de combustible para diciembre de 2014.

Por si fuera poco, la devolución del impuesto a personas que adquieran diesel para su consumo final en las actividades agropecuarias o silvícolas tienen  topes y condiciones difíciles de cumplir para los pequeños productores.

Además, la energía eléctrica para uso agrícola subiría cada mes, ya que se plantea aplicar un desliz mensual equivalente a la evolución al Índice Nacional de Precios al Consumidor.

“La propuesta del Ejecutivo no es transparente porque no dice a qué objetivos  se dedicarán los recursos fiscales provenientes de los plaguicidas y el impuesto al carbono calculados por Hacienda en 22 mil 400 millones de pesos anuales, y se aleja de las políticas de apoyo y fomento al empleo de los sectores agrícola y ganadero”, enfatizó el legislador.

Tener una vivienda será un sueño inalcanzable para millones

Por otra parte, la Reforma Hacendaria obligaría a quienes aspiren a adquirir una vivienda a erogar más por el enganche, a pedir un crédito más grande y un mayor pago de intereses.

Ávila Ruiz explicó que, de aprobarse iniciativa, a partir del 1 de enero de 2014, el Impuesto al Valor Agregado lo pagaría el comprador final, lo que afectará especialmente a las familias de menores recursos.

Por ejemplo, dijo el senador, una casa que cuesta 500 mil pesos en 2013 para el siguiente año costaría 590 mil 500 pesos, pues hay que agregar que el enganche aumentaría de 100 mil a 116 mil pesos y los impuestos a los intereses se dispararían sobre el valor final de la casa.

En opinión del legislador esto contradice la supuesta política de vivienda que había anunciado el actual gobierno, la cual ofreció satisfacer las necesidades habitacionales de la población pobre del país.

En lo relativo al pago de IVA en las colegiaturas, señaló que actualmente los padres de familia que pagan enseñanza privada hacen un doble esfuerzo, pues procuran asegurar la calidad a la educación a sus hijos y, al mismo tiempo, pagan impuestos para financiar la educación pública.

Además -indicó- vale la pena recordar que en ningún país del mundo la educación paga un impuesto al consumo.

Reiteró que pagar IVA en las colegiaturas y acotar las deducciones personales es un “retroceso inaceptable”.

“De aprobarse el IVA a escuelas privadas, muchísimos estudiantes buscarán un lugar en las escuelas públicas, lo que generará mayor demanda y más jóvenes rechazados por instituciones de educación pública”, añadió.

El legislador yucateco también se refirió a la pretensión del Gobierno Federal de incrementar el IVA en las zonas fronterizas.

Dijo que actualmente el IVA en la frontera es de 11%; de ser aprobada la reforma se homologaría a 16%, como actualmente se realiza en el resto del país.

Este incremento representaría “un fuerte golpe” a la economía de los residentes de esas regiones y “un golpe aniquilador para el comercio fronterizo”, en opinión del legislador, porque puede ocasionar que los mexicanos de dichas zonas realicen sus actividades económicas en Estados Unidos, donde la tasa impositiva es de 8%.

Además “habría pérdida en la competitividad y de empleos, en particular en la industria maquiladora y manufacturera de exportación que se asienta en la frontera, la cual representa aproximadamente 30% del total de los trabajos de esa región” concluyó Ávila Ruiz.

Comentarios con Facebook