Obama reacio a ceder ante presiones republicanas sobre deuda federal

Obama Campaigns Across The U.S. In Final Week Before Election

Washington, 18 sep (PL) El presidente estadounidense, Barack Obama, rechazó hoy las posiciones republicanas que quieren convertir la negociación de la deuda fiscal en una pieza de cambio.

Durante una reunión con directivos empresariales de todo el país, el mandatario manifestó su disposición a negociar con los republicanos en el Congreso un plan de reducción del déficit y la deuda, pero subrayó que la amenaza de una suspensión de pagos no puede ser utilizada como moneda de cambio por la oposición.

Obama acusó a los parlamentarios republicanos de montar un intento sin precedentes de “extorsionar” al gobierno y aseguró que no permitirá un patrón mediante el cual la plena fe y el crédito de los Estados Unidos se convierte en una moneda de cambio.

Precisó que no aprobará un presupuesto que amenace el cierre del gobierno y pida la derogación de la Ley de Asistencia Asequible o Obamacare.

Nunca se ha visto en la historia del país un intento de utilizar el techo de deuda (calculada en 16,7 billones de dólares a mediados del próximo mes de octubre), o la amenaza de no subir el techo de la deuda, para extorsionar a un presidente o de un partido de gobierno, puntualizó.

El Presidente apeló al sector empresarial para que presionen a los republicanos de la Cámara de Representantes para que apoyen la reforma migratoria, lo que, aseguró, puede añadir potencialmente un billón de dólares a la economía.

La inmigración es el caso más obvio. Tenemos un acuerdo bipartidista. Pero se encuentra a la espera en la Cámara baja, señaló.

Fuentes congresionales anunciaron que ese órgano legislativo intentará esta semana aprobar una ley de financiación para mantener el gobierno abierto hasta el 15 de diciembre, pero incluiría dejar sin fondo la aplicación de Obamacare. En reacción a los pronunciamientos de Obama, los republicanos desestimaron sus declaraciones y un vocero del presidente de la Cámara baja, John Boehner acusó al mandatario de emplear “tácticas de miedo” para ganar influencia.

El presidente sólo utiliza estas tácticas de miedo para no tener que mostrar el coraje necesario para hacer frente a nuestra crisis de la deuda, dijo Brendan Back, ayudante de Boehner.

Comentarios con Facebook