Rusia niega amnistía a inmigrantes sin status legal

bandera rusia

Moscú, 18 sep (PL) La posibilidad de una amnistía está cerrada en Rusia para los inmigrantes sin status legal, aseguró hoy el jefe del Servicio Migratorio de la Federación, Konstantin Romodánovski.

El máximo responsable de esta problemática en el país más extenso del mundo advirtió de manera categórica que las nuevas normativas cierran la entrada a quienes infringen las reglas establecidas por Moscú, según RIA Novosti.

Al referirse a las cifras del año en curso, Romodánovski informó que ya se denegó la entrada a 215 mil personas, y recordó una especie de amnistía aplicada en 2010, con la introducción de permisos de trabajo a los contratados por personas físicas.

Se trata de más de tres millones de personas que antes permanecieron en la sombra, dijo, citado por la agencia de noticias rusa.

Las declaraciones de Romodánovski son interpretadas aquí como una respuesta a la propuesta de amnistía presentada la víspera por Boris Titov, Defensor del Empresariado.

Titov escribió en la web de la emisora Eco de Moscú que ninguna redada sirve para cazar esta mano de obra, varios millones de trabajadores.

En su criterio, la legalización del status de esta masa laboral favorecerá al fisco, pues los inmigrantes legales tributan impuestos y gastan dentro de la Federación una parte considerable de su salario. Apenas el 36 por siento de lo que devengan se va del país como remesa, estimó.

Las estadísticas oficiales sitúan en tres millones el número de inmigrantes sin status legal, pero otras fuentes cifran hasta en 12 millones ese indicador.

Defensores de los derechos humanos promueven un amplio debate mediático por el incremento de operativos policiales contra migrantes, a los que denominan “una cacería”, en medio de fuertes críticas a Romodánovski.

Pese a la legalidad de esos controles, según las autoridades, algunos comentarios de prensa refutan la tendencia creciente a criminalizar a los migrantes, sobre todo los procedentes de las antiguas repúblicas soviéticas centroasiáticas.

Un grupo de diputados en la Duma (cámara baja parlamentaria) impulsa un proyecto de ley que supone la prohibición de ingreso a Rusia y la expulsión de extranjeros que incurran en violaciones de la legislación migratoria.

En la Federación, funcionan unos 21 centros especiales de retención de migrantes que esperan la deportación a sus respectivos países, acorde con datos de diversos medios noticiosos nacionales.

Comentarios con Facebook