MegalópolisVolver a Megalópolis

“Epopeya de los Sismos”, los herederos de la prevención


Población en situación de calle se une a las conmemoraciones del terremoto de 1985

Curtidos en las calles de la delegación Cuauhtémoc, donde han acumulado cientos de experiencias de vida, más de 70 personas que han hecho de la vía pública su hogar se sumaron, por primera vez en 28 años, a las conmemoraciones por los sismos de 1985. La idea, hacer consciencia en la prevención.

Vecinos habituales de las esquinas de Paseo de la Reforma Norte, y de las calles de las colonias Guerrero y Buenavista, los habitantes del predio conocido como “Epopeya de los Sismos”, por iniciativa propia limpiaron la plazoleta que alberga el mural del mismo nombre en recuerdo de los que perecieron hace 28 años, y montaron una guardia de honor.

Alejandro Fernández Ramírez, jefe delegacional en Cuauhtémoc, instruyó al área de Desarrollo Social para que coordinara a los muchachos en esta tarea.

Martín Pérez Montañez, enlace de Situación de calle, explicó que el área a su cargo no sólo atiende las necesidades más urgentes de estas personas, sino que trata de concientizarlas sobre los riesgos que implica vivir en la ciudad de México y más en esta zona sísmica.

Contrario a lo que el común de la población capitalina se imagina, las personas en situación de calle están plenamente conscientes sobre qué hacer en caso de un temblor de gran magnitud.

Asimismo, Pérez Montañez exhortó a los habitantes de la plazoleta de “Epopeya de los Sismos”, a cuidar el mural que ahí se encuentra, a no dañarlo ni grafitearlo, ya que es un recordatorio para aplicar las tareas de prevención en casos de terremotos u otra emergencia que ponga en peligro la vida.

En este lugar, donde ahora está la plazoleta “Epopeya de los Sismos”, se encontraba un edificio de departamentos, el cual cayó ante el sismo de 8.1 grados aquel 19 de septiembre, a las 7:19 horas, dijo Víctor Manuel Alfaro Quintero, quien a nombre de sus compañeros leyó unas líneas sobre lo sucedido en 1985.

Alfaro Quintero comentó la obra del artista, escultor y arquitecto español César Manrique, el cual pintó el mural llamado “Epopeya de Sismos”. Esta pintura refleja la reconstrucción de la ciudad y la

época moderna del Distrito Federal y le da el nombre a la plaza.

Las personas en situación de calle que se encuentran habitando este lugar, se comprometieron a mantener limpio y ordenada la plazoleta y la banqueta, en coordinación con la Dirección General de Servicios Urbanos y el área de limpia de Cuauhtémoc.

Comentarios con Facebook