MegalópolisVolver a Megalópolis

DETIENE SSP-DF A TRES PROBABLES ASALTANTES. DOS SON EX RECLUSOS

patrulla-ssp-640
Fueron localizados por el teléfono móvil que robaron

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF) lograron detener a tres integrantes de una banda de probables asaltantes que despojaron de su celular a una de sus víctimas, pero fueron ubicados en calles de la colonia Centro, delegación Cuauhtémoc, gracias al sistema de localización del aparato.

El asalto sucedió cuando el dueño del celular y otras personas fueron sorprendidos en el negocio de comida Tacos Thiers, de la colonia Anzures, delegación Miguel Hidalgo, por tres individuos armados que los obligaron a entregarles dinero y pertenencias, para después huir a bordo de un Ford Fiesta, gris, placas 617-SJU.

Cuando estuvieron a salvo, la víctimas solicitaron apoyo a elementos de la SSP-DF adscritos a la Unidad de Protección Ciudadana (UPC) Polanco/Castillo. El dueño del Black Berry les informó que éste contaba con el sistema de localización GPS.

Con la empresa administradora de dicho servicio, y personal de la UPC Centro-Corredor se ubicó el aparato y al automóvil en un estacionamiento de la calle Donceles, entre Ignacio Allende y República de Chile.

Al llegar, la tripulación de la patrulla P95 no encontró a nadie, pero tras una corta espera, cuatro agresores regresaron por el auto, pero al ver la presencia policial intentaron huir. Sin embargo, los elementos policiacos frustraron sus intenciones y lograron detener a tres de los implicados.

Los detenidos dijeron llamarse Cristian Eduardo Estrada Avilés y Edgar David Martínez Armendáriz, de 21 años, así como a un menor de edad. Estas personas que, por cierto, pretendieron sobornar a los uniformados, escondían entre sus ropas una navaja, varios teléfonos celulares y otros objetos.

Los policías descubrieron que los adultos han estado presos en dos ocasiones  en el Reclusorio Oriente por robo a repartidor, a negocio y a transeúnte, entre otros ilícitos.

La policía informó a los detenidos su derecho de guardar silencio, contar con un abogado e informar a un familiar sobre su aprehensión por parte de la Policía Preventiva.

Los detenidos fueron reconocidos plenamente por el dueño del celular y  quedaron a disposición de la Coordinación Territorial de Seguridad Pública y Procuración de Justicia MIH-5, donde otras tres víctimas los reconocieron.

Comentarios con Facebook