Militares canadienses utilizaron armas químicas en Afganistán

bandera-canada

Ottawa, 20 sep (PL) Canadá apoya a Estados Unidos en las acusaciones contra Siria sobre el supuesto uso de armas químicas, pero sus militares las utilizaron en operaciones en Afganistán, reveló hoy el centro de investigaciones Global Research.

El primer ministro de este país, Stephen Harpers, proclamó la semana pasada que si las supuestas acciones sirias en ese campo no se detienen, se sentaría un precedente peligroso para la humanidad a largo plazo, mientras el canciller John Baird pidió una acción urgente por parte de la comunidad internacional, agrega la fuente.

Sin embargo, los gobiernos canadienses siempre han sido cómplices del uso de las armas químicas, y sus fuerzas armadas usaron fósforo blanco en grandes cantidades, sustancia que ocasiona quemaduras profundas y la muerte por inhalación, añade.

En una carta dirigida al diario Toronto Star, fechada en octubre de 2008, el militar canadiense Paul Demetrick reveló que la unidad donde servía como reservista en territorio afgano usó ese tipo de arma tóxica contra viñedos supuestamente ocupados por el enemigo.

El general Rick Hillier, exjefe de Estado Mayor de las fuerzas armadas canadienses, confirmó el empleo de este defoliante en terrenos de los talibanes en la nación asiática, y después de que las unidades fueron acusadas por esa acción criminal, el gobierno de Kabul lanzó una investigación.

Según el texto de Global Research, en una acción mucho más agresiva, las unidades israelíes en 2009 también utilizaron fósforo blanco en su ofensiva contra la Franja de Gaza, operación que costó la vida a más de mil 500 palestinos.

No obstante, los conservadores canadienses se abstienen de criticar a Israel por su renuencia a ratificar la Convención de Armas Químicas y el tratado similar sobre las armamento biológico.

El texto refiere que la base militar canadiense en Suffield, provincia de Alberta, fue durante casi 50 años uno de los centros de investigación de armas químicas y biológicas más grandes del mundo.

El gobierno de Canadá apoya la posición de Washington de que fueron las fuerzas armadas sirias y no las bandas subversivas las que utilizaron sustancias tóxicas en un ataque contra civiles el pasado 21 de agosto, alegaciones que rechaza Damasco y las califica como un pretexto para una agresión.

Comentarios con Facebook