Miles se manifiestan en Grecia contra el fascismo

greciamarcha

Atenas, 25 sep (PL) Las calles de Grecia reunieron hoy a miles de manifestantes que pidieron la ilegalización del partido neofascista Amanecer Dorado (AD) y la rápida actuación de la justicia en todos los casos de violencia en los que están implicados sus miembros.

En Atenas unas 15 mil personas recorrieron el centro de la ciudad con lemas como “Fascismo, nunca más”, “Nazis fuera de Grecia y de todas partes” y en memoria del joven cantante Pavlos Fyssas, asesinado por un miembro de AD el pasado miércoles.

La manifestación, convocada por los dos principales sindicatos del país, tuvo lugar en el marco del segundo día de una huelga de 48 horas en el sector público, y entre los grupos participantes se hallaba la activa y muy numerosa asociación de trabajadores paquistaníes en Grecia.

Su presidente, Malik Abdul Mejid, recordó a Prensa Latina que los trabajadores inmigrantes llevan 5 años sufriendo los ataques del grupo fascista, “pero el gobierno no reaccionó hasta que no fue asesinado un ciudadano griego, lo cual es triste, pero esperamos que sirva para poner fuera de la ley a Amanecer Dorado”.

Por su parte Petros Konstantinu, coordinador de la Plataforma Unidos Contra el Racismo y la Amenaza Fascista, en la que militaba Fyssas, dijo a esta agencia que ya no hay razones para permitir que AD siga siendo un partido legal, tras demostrar que se trata de una organización criminal.

Konstantinu consideró que también existen otras expresiones de fascismo como son los campos de internamiento donde se mantienen durante meses a inmigrantes indocumentados sin cargos ni juicio y las decenas de víctimas de actos violentos que no han sido resarcidas por la justicia.

Una vez llegada la marcha a la plaza Syntagma, frente al Parlamento, una gran parte de los manifestantes decidieron continuar hasta una de las principales sedes de AD en el área de Katehaki.

La larga caminata no se vio interrumpida en ningún momento por la policía hasta que la manifestación, compuesta por unas siete u ocho mil personas, llegó hasta las inmediaciones del local donde un amplio despliegue de uniformados tenía acordonada la zona.

Tras un breve intercambio de piedras y bombas incendiarias por cargas policiales, sin que se produjeran heridos ni detenciones, los manifestantes dieron media vuelta y se dirigieron hacia el centro de la ciudad.

Comentarios con Facebook