Celac defiende en ONU eliminación total de las armas nucleares

bomba_atomica

Naciones Unidas, 26 sep (PL) La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) llamó hoy en la Asamblea General de Naciones Unidas a la eliminación total y general de las armas nucleares como única garantía contra el empleo de esos artefactos.

En la primera reunión de alto nivel que realiza la Asamblea General para tratar el desarme nuclear, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, presentó la postura del bloque de 33 países, mecanismo integracionista en el que La Habana ejerce la presidencia pro témpore este año.

“Los estados miembros de la Celac reiteramos nuestra profunda preocupación ante la amenaza para la humanidad que representa la continua existencia de armas nucleares y su posible uso o amenaza de uso. Es una necesidad urgente avanzar hacia el objetivo del desarme nuclear”, señaló a nombre de la Comunidad fundada en diciembre de 2011 en Caracas, Venezuela.

En el foro que se celebra como parte de la agenda del 68 período de sesiones de la Asamblea, la organización latinoamericana y caribeña consideró el uso o la amenaza de uso de estos artefactos un crimen contra la humanidad y una violación del Derecho Internacional y la Carta de la ONU.

Además, convocó a los estados poseedores de armas nucleares a eliminarlas de sus doctrinas, políticas de seguridad y estrategias militares.

También instó a trabajar en el plazo más breve posible en la negociación y adopción de un instrumento universal jurídicamente vinculante sobre el tema, y a impulsar un cronograma multilateral, transparente, irreversible y verificable para erradicar el peligro.

La Celac defendió el establecimiento de zonas libres de tales medios de exterminio en masa, la prohibición completa de los ensayos nucleares y el derecho inalienable de los estados a desarrollar la investigación, la producción y el uso pacífico de la energía nuclear.

Según estimados, en el planeta existen más de 23 mil armas nucleares, casi la mitad de ellas listas para su empleo.

Al respecto, estudiosos del tema advierten que bastaría la explosión de 100 ojivas para provocar un invierno nuclear con consecuencias catastróficas para la humanidad.

En este escenario, la Celac manifestó en la reunión de alto nivel acogida por la Asamblea su orgullo por ser la “primera área densamente poblada del mundo que se declaró como Zona Libre de Armas Nucleares”, por medio del Tratado de Tlatelolco.

El foro partió de una iniciativa promovida por Cuba, que contó con el apoyo del Movimiento de Países no Alineados, el cual integran 120 de las 193 naciones de la ONU.

Anteriormente la Celac manifestó en varias ocasiones su llamado al desarme nuclear, como en la declaración derivada de su I Cumbre -que en enero de este año tuvo su sede en Santiago de Chile- y más recientemente en Buenos Aires, Argentina, donde instó a la comunidad internacional a avanzar en un instrumento que prohíba los letales medios de guerra.

Comentarios con Facebook