Legisladores recorren el camino de La Bestia

gabyguevarapt
“Ser migrante no es sinónimo de ser delincuente” Ana Gabriela Guevara.

Alrededor de 400 mil migrantes cruzan nuestro país en busca de una vida mejor, según datos  de la Sociedad Civil, anualmente cerca de medio millón de personas se internan al territorio mexicano para llegar a Estados Unidos en busca del “sueño americano”.

Con motivo de la IV reunión de trabajo del  Consejo Parlamentario Regional sobre Migraciones (COPAREM), las Comisiones de Asuntos Migratorios de las Cámaras de Diputados y Senadores, reciben la visita de Diputados centroamericanos para analizar el fenómeno migratorio.

Previo al inicio de los trabajos de la COPAREM, las legisladoras anfitrionas: la Senadora Ana Gabriela Guevara y la Diputada Amalia García; acompañaron el día de ayer a sus similares de Costa Rica, Honduras, Panamá, República Dominicana y El Salvador a un recorrido por los albergues para migrantes cercanos a la Ciudad de México.

Acompañados de representantes de la Comisión de Derechos Humanos del D.F. (CDHDF)y de  organizaciones civiles, los Legisladores  conocieron la realidad migrante.

Justo a un costado de las vías por donde corre el tren, mejor conocido como  La Bestia, en medio de una colonia popular del municipio de Tultitlan, Estado de México, se encuentran las primeras instalaciones del albergue San Juan Diego, ahí las dos caras de la moneda, migrantes con el hambre a cuestas se acercaron a  los Diputados y a la Senadora para contar las injusticias de las que son víctimas, por el otro lado, vecinos que reclaman se les garantice la seguridad de su colonia.

Guevara Espinoza, pidió a los colonos no juzgar por igual a todas las personas en tránsito que llegan al lugar, les recordó que:“migrante no es sinónimo de delincuente, y que sin distingos de nacionalidades todos somos humanos y tenemos derechos”.

La Diputada Amalia García aclaró a los vecinos que el Estado mexicano tiene la obligación de garantizar la seguridad a toda persona que esté dentro del territorio nacional, por ello, se debe procurar el respeto a los derechos de todos los extranjeros y también de generar las condiciones de seguridad para todos los mexicanos.

A 30km, 30 minutos en auto y varias horas a pie,se encuentra el lugar donde se reubicó el albergue, trasladado por la presión de vecinos que denunciaron inseguridad generada por el acoso del crimen. Ana gran carpa con 60 camas en su interior hace de refugió, ahí los legisladores compartieron mesa con migrantes, escucharon sus historias y observaron de cerca las problemáticas de quienes dejan sus países para migrar.

Jorge Andrade, representante de la Comisión de Derechos Humanos del D.F., explicó a los congresistas que aproximadamente el 20%  del flujo migratorio pasa por la ruta de Lechería:  “Por aquí pasan todos los trenes  que van al norte”, dijo el activista, además de explicar que todos los migrantes están expuestos a ser víctimas del crimen organizado, que los acechan para extorsionar a sus familias o para incorporarlos a sus filas.

Después de conocer las condiciones de un refugio administrado por la Sociedad Civil, la Iglesia y el Estado, los asambleístas se trasladaron a Iztapalapa, Distrito Federal, ahí conocieron la estación migratoria conocida como Las Agujas.

Víctor Manuel Vargas Ramírez, Delegado del Instituto Nacional de Migración, recibió a la delegación y los acompañó por todas las secciones de la estación migratoria. Los Diputados pudieron conocer la condiciones de alojamiento, alimentación y salud en las que se mantienen los extranjeros antes de ser retornados a sus países de origen.

El Delegado enfatizó que el tiempo estimado de estancia de los migrantes es de 15 días, pero en algunos casos se puede prolongar hasta por 90 días cuando los consulados no emiten los documentos de reconocimiento de sus ciudadanos.

Además de conocer el proyecto Fortalecimiento de los organismos y organizaciones de derechos humanos de México y Centroamérica para la protección y promoción de los derechos de las personas migrantes, la visita de campo de los parlamentarios miembros del COPAREM, tiene como objetivo mejorar y cambiar las condiciones que actualmente afectan y transgreden el derecho a la dignidad, integridad y seguridad personales.

Leonardo Mier, Coordinador de Vinculación Estratégica  de la CDHDF, presentó el proyecto Red DH- Migrantes que  consiste en la creación de una Red permanente de acción y colaboración entre los organismos y organizaciones de derechos humanos que se constituya como un mecanismo de defensa transnacional de los derechos de las personas migrantes.

Los Diputados centroamericanos que participaron en el recorrido fueron: Yolanda Acuña, de Costa Rica; Mario Barahona, de Honduras; Fernando Carrillo, de Panamá; la salvadoreña Karina Sosa y, por República Dominicana acudieron: Lucia Alba, Juan Compres y Alfredo Martínez.

Comentarios con Facebook