Canciller ruso deplora en ONU uso de fuerza e intervenciones

Lavrov y Kerry

Naciones Unidas, 27 sep (PL) El canciller ruso, Serguei Lavrov, deploró hoy en esta sede el uso de la fuerza y la práctica de las intervenciones militares como métodos de solución de los problemas internacionales, en franca contradicción con la Carta de la ONU.

Lavrov consideró inaceptable que pueda usurparse el derecho de acusar a otro país, imponer sanciones, y hasta intervenir, según sus tesis expuestas en el 68 período de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

Observó que son enfoques y métodos prohibidos por la Carta, pero predominan en la actualidad, en el entendido (por otros) de que “son eficaces para resolver los conflictos globales”.

Toda la experiencia de las intervenciones militares muestra su ineficacia, inutilidad y peligro, acentuó el ministro ruso de Asuntos Exteriores, al advertir de los intentos de querer extrapolar esas tesis a la situación siria.

Alertó que representa un camino muy peligroso, el cual conduce a la erosión de los cimientos del orden mundial y quebranta el régimen de no proliferación de armas de destrucción en masa.

En su opinión, preocupan los pronunciamientos sobre el supuesto derecho de usar la fuerza militar con el aludido pretexto de proteger intereses propios en el Medio Oriente, para mostrar “liderazgo en los asuntos internacionales”.

Lavrov aludió a frases del artículo del presidente Vladimir Putin publicado por el periódico The New York Times, en el que sugería a Barack Obama “dejar de usar el lenguaje de la fuerza, para retornar a la senda civilizada de solución política y diplomática de los conflictos”.

Putin, dijo Lavrov, instó a los norteamericanos a abandonar la idea de la exclusividad y superioridad de sus costumbres y a atenerse a los criterios universales establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Indicó al respecto que la manera de poner fin a todo esto es destrabar del punto muerto la crisis siria por la senda de la solución política.

Recalcó el jefe de la diplomacia rusa que cualquier incidente relacionado con el uso de armas químicas en Siria, por cualquiera de las partes, tiene que ser investigado de forma profesional e imparcial, y examinado por el Consejo de Seguridad de la ONU.

El examen, subrayó, debe basarse exclusivamente en los hechos, no en especulaciones o suposiciones.

No obstante, el ministro no excluyó que en tales circunstancias se invoque el artículo 7 de la Carta de la ONU, el cual supone la posibilidad del uso de la fuerza.

La tesis fue expuesta también por el canciller ruso ante la prensa, al informar sobre el consenso alcanzado en torno al proyecto de resolución sobre Siria, que debe someterse a votación mañana por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

Especificó que en caso de una violación de las normas de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, el Consejo deberá analizar aparte esos nuevos episodios y adoptar acciones, en consecuencia, incluido el artículo séptimo, apuntó.

Comentarios con Facebook