Fieles sunitas mueren por atentado dinamitero en Irak

MESQUITAIRAK

Bagdad, 27 sep (PL) Fieles sunitas que salían de dos mezquitas fueron destrozados por la explosión de sendas bombas en los distritos de Doura y Jihad, secuela de la ola de violencia que asola a Irak.

Un parte del Ministerio del Interior refiere que 22 personas resultaron heridas en ambas acciones.

La víspera, en Doura, un distrito habitado por musulmanes de la escuela sunita, 11 personas murieron por un atentado dinamitero en un mercado popular a la hora de mayor afluencia de público, en una jornada durante la cual 33 personas perdieron la vida por la explosión de ingenios explosivos y ataques por hombres armados en varias zonas del país.

Una semana atrás, 18 fieles murieron en un ataque similar contra una mezquita sunita y, al día siguiente, 73 miembros de la comunidad chiíta que participaban en un funeral fueron barridos en otro atentado dinamitero.

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, advirtió que el país se encuentra al borde de una guerra civil de la cual no surgirá un vencedor.

La actual vorágine de violencia sectaria en Irak, que cobra decenas de vidas todos los días, es una reedición del conflicto sectario que causó decenas de miles de muertes entre los años 2006 y 2007, en medio de la ocupación militar estadounidense, antes de la cual las pugnas confesionales eran desconocidas en este país del Levante.

El auge de la actividad de organizaciones ligadas a la red Al Qaeda, vinculada a los grupos armados irregulares que operan en Siria, complica aún más la crisis, a la cual no se le ve salida siquiera a plazo mediato.

Comentarios con Facebook