LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Polémica por cierre de cárcel exclusiva para exagentes de Pinochet

sebastian piñera y las huellas de la dictadura de pinochet

Santiago de Chile, 27 sep (PL) La decisión del presidente Sebastián Piñera de trasladar a 10 exagentes de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) de una exclusiva cárcel a otra con similares privilegios, generó diversas reacciones en círculos políticos chilenos y otros sectores.

La disposición incluye el cierre del exclusivo penal Cordillera, donde solo permanece esa decena de reos, todos sancionados por un rosario de crímenes cometidos cuando integraron la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) o su sustituta, la Central Nacional de Informaciones(CNI).

“Habría que ser un experto en turismo para determinar cuál de las dos cárceles tiene más estrellas en categoría”, aseguró hoy el diputado Sergio Aguiló, miembro de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara baja, al hacer referencia a la prisión de Punta Peuco, en la capitalina comuna de Til Til, adonde serán trasladados los presos.

Según describió Aguiló en entrevista con el canal público TVN, en Punta Peuco, destinado a 44 reclusos exmilitares y civiles también condenados por su actuación como represores en la dictadura, cada interno dispone de toldas para momentos de esparcimiento con la familia, incluso de parrillas para asados.

Un informe del fiscal judicial Daniel Calvo difundido este jueves, poco antes de que Piñera anunciara la decisión sobre Cordillera, precisó que en Punta Peuco existen cuatro módulos, todos con patio, además de una sala de estar, baño, cocina, enfermería, dos canchas de recreación, área de kinesiología, biblioteca y sala multiuso.

Cada módulo cuenta con cocina equipada con refrigerador, hervidor, servicio y horno de microondas.

Los reos de Cordillera, entre los que se encuentra el exjefe de la DINA Manuel Contreras, condenado a 360 años de cárcel, tienen acceso a Internet, televisión por cable, cancha de tenis, y no tienen restricciones para visitas, aseguró recientemente el presidente de Agrupación Nacional de Funcionarios Penitenciarios, Oscar Benavides.

De acuerdo con Benavides, esos prisioneros ocupan cabañas para dos personas con habitaciones independientes, y en el caso del exgeneral, ocupa una completa.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, si bien consideró importante el cierre del penal, manifestó que “no resuelve el tema de fondo” sobre los privilegios de que disfrutan autores de crímenes de lesa humanidad.

“No tenemos ninguna certeza de que esto no sea más que un tema de imagen, una pantalla, que no dé cuenta del real cumplimiento de condena de estos violadores de los derechos humanos”, exclamó.

Por otra parte, familiares de los reos de Cordillera y exmilitares integrantes de la Fundación Pinochet criticaron la decisión de Piñera, y dijeron sentirse traicionados por el mandatario.

“Hemos sido engañados porque el presidente Piñera prometió mientras era candidato a Presidente a ayudar a que se cumpliera la Ley de Amnistía y la prescripción”, dijo Maité Contreras, la hija del exjefe de la DINA, quien en días recientes se burló de los gendarmes que lo custodiaban, al decir que estaban para llevarle el bastón.

Comentarios con Facebook