EE.UU.: demócratas y republicanos enfrentados por presupuesto

senado eua

Washington, 28 sep (PL) La Cámara de Representantes del Congreso estadounidense, controlada por los republicanos, rechazó hoy un proyecto de ley aprobado el viernes en el Senado que permitiría operar 45 días más al gobierno federal sin que la ley salud sufra cambios.

Frente a la perspectiva de la primera parada del gobierno federal (shutdown) en 17 años, la oposición republicana se apresta a sancionar su propia versión del proyecto de ley de gastos y se lo devolverá a la Cámara alta para que lo evalúe a pocas horas de que venza el plazo para la entrada en vigor de la suspensión de las operaciones de agencias gubernamentales.

El Senado, con mayoría demócrata, ha dicho que no aceptará cambios en la ley de salud u Obamacare como condición para mantener el gobierno abierto, con lo cual casi se asegura que el llamado shutdown ocurrirá.

La Cámara de Representantes aprobó mientras tanto una norma que permitirá a los republicanos considerar más rápidamente su propuesta legislativa para evitar un cierre del gobierno federal y en su actual propuesta añadieron dos enmiendas, una de ellas sería retrasar la aplicación de Obamacare por un año.

Sin embargo, los demócratas del Senado y el presidente Barack Obama dicen que van a rechazar cualquier intento de limitar la ley.

Esos cambios también incluyen financiar al gobierno hasta el 15 de diciembre en lugar del 15 de noviembre como estipuló el Senado.

El Partido Republicano además tiene previsto considerar un proyecto de ley por separado que garantice el pago a los militares, incluso en el caso de un cierre del gobierno.

Algunos legisladores demócratas expresaron de inmediato el temor de que la aprobación de una versión diferente de la ley de gastos dejaría al Senado sin tiempo de actuar para evitar un cierre.

Obama aprovechó su discurso semanal para exigir al Capitolio que cumpla con sus obligaciones: aprobar un presupuesto a tiempo y subir el techo de la deuda (actualmente en 16,7 billones de dólares) para que el país pague sus cuentas.

Este martes (1 de octubre) es un día importante para las familias, las empresas y nuestra economía, dijo Obama, pues a juicio suyo “es el día en que una gran parte de la Ley de Asistencia Asequible (conocida como Obamacare) se activa y decenas de millones de estadounidenses finalmente tendrán la misma oportunidad de comprar calidad y atención de salud asequible.

Pero “es también el día en que un grupo de republicanos de extrema derecha en el Congreso podría optar por apagar el gobierno y potencialmente dañar la economía solo porque no les gusta esta ley”, apostilló.

Los republicanos utilizaron igualmente su mensaje semanal de radio para ripostar al gobernante.

El presidente está exigiendo que se aumente el límite de la deuda sin incurrir en otro tipo de conversaciones bipartidistas sobre cómo abordar nuestro problema de gastos, dijo la representante Cathy McMorris.

La incertidumbre es cada vez mayor acerca de si los legisladores pueden superar sus diferencias sobre un proyecto de ley de gasto antes de la medianoche del lunes.

Mientras, el enfrentamiento entre los dos grandes partidos pone al gobierno federal al borde de un cierre y de momento con poco margen evidente para su resolución, señalan los observadores.

Comentarios con Facebook