Sin acuerdo en Washington, cierre del gobierno cada vez más cerca

CAMARADEREPRESENTANTES-USA

Washington, 29 sep (PL) La Cámara de Representantes estadounidense tiene varias opciones de último minuto para evitar el cierre del gobierno si el Senado rechaza la ley de gastos temporal aprobada en esa instancia legislativa la madrugada de hoy, dijo un líder republicano.

Sin embargo, a un día de la fecha límite, no se ha alcanzado un acuerdo bipartidista en el complejo tema del presupuesto por el cual se enfrentan republicanos y demócratas.

El representante por California Kevin McCarthy, número tres en la Cámara baja, insistió en que la propuesta de sus correligionarios, quienes controlan ese hemiciclo desde 2010, puede pasar en el Senado, de mayoría demócrata, aunque reconoció que tiene un plan alternativo.

Tenemos otras opciones a la vista, comentó el congresista al programa televisivo Fox News Sunday.

La Cámara de Representantes avaló su nueva propuesta por 231 votos a favor y 192 en contra, con lo que se evitaría una inminente parálisis de las agencias gubernamentales, pero retrasaría un año la entrada en vigor de la reforma sanitaria impulsada por el presidente Barack Obama durante su primer mandato en la Casa Blanca, hasta ahora su principal logro legislativo.

De inmediato la mansión ejecutiva expresó que no acepta semejante condición y prometió vetar la legislación completa, lo que significa que ambas partes se acercan al cierre de muchos servicios federales el venidero 1 de octubre.

Los republicanos aprobaron también otra medida que permitiría pagarle a los militares en el tiempo debe producirse un cierre del gobierno, lo que, según observaron los demócratas, es una señal del escenario estudiado por los oponentes políticos.

Desde la tarde del sábado los del partido rojo anunciaron el plan que se sufragó esta madrugada, el líder de la mayoría en la Cámara alta, Harry Reid, alertó que se trata de algo “inaceptable”.

Para ser absolutamente claro, el Senado rechazará tanto el retraso de un año a la Ley de Asistencia Asequible y la derogación del impuesto de dispositivos médicos, advirtió Reid al lamentar que “después de semanas de fútiles juegos políticos de los republicanos, estamos todavía en el punto inicial”.

El gobierno técnicamente se quedará sin dinero la noche del lunes 30 de septiembre cuando concluye el año fiscal 2013 si el Congreso no aprueba una ley de gastos de continuidad, ello resultaría en una parada parcial de las actividades gubernamentales, lo que se conoce también como shutdown.

Ante tal coyuntura miles de empleados tendrán licencias en sus casas sin sueldos y se afectarían otros servicios denominados no esenciales.

El proyecto de ley de la Cámara baja incluye además la derogación de los impuestos a los dispositivos médicos de la ley de salud u Obamacare.

A principios de este mes, el Senado rechazó un proyecto de ley de gastos de la Cámara de Representantes que otorgaba fondos para la continuidad del gobierno hasta el 15 de diciembre, pero eliminaba los del Obamacare.

Poco después, el Senado presentó una contra propuesta, pese al esfuerzo obstruccionista del senador republicano de Texas Ted Cruz, quien se pasó más de 20 horas hablando en el plenario para impedir la votación.

McCarthy se negó a dar detalles a Fox News sobre las eventuales opciones de los republicanos, pero sí subrayó que la Cámara de Representantes “no será responsable de una parada del gobierno”.

“Mientras que el presidente fue a jugar golf (el sábado), nos quedamos aquí hasta la 1:00 a.m.”, ironizó el legislador.

En este momento, el proyecto de la Cámara cubre el gasto público hasta el 15 de diciembre, mientras que el proyecto del Senado lo hace el 15 de noviembre y mantiene intacto el Obamacare.

El mandatario, por su parte, aprovechó su discurso sabatino semanal para exigir al Capitolio que cumpla sus obligaciones: aprobar un presupuesto a tiempo y subir el techo de la deuda (actualmente en 16,7 billones de dólares) para que el país pague sus cuentas.

Obama fustigó la posición de sus oponentes y recalcó que este martes (1 de octubre) es un día importante para las familias, las empresas y la economía.

A juicio suyo “es el día en que una gran parte de la Ley de Asistencia Asequible se activa y decenas de millones de estadounidenses finalmente tendrán la misma oportunidad de comprar calidad y atención de salud asequible”.

Pero “es también el día en que un grupo de republicanos de extrema derecha en el Congreso podría optar por apagar el gobierno y potencialmente dañar la economía solo porque no les gusta esta ley”, apostilló.

Lo real es que la incertidumbre es cada vez mayor acerca de si los legisladores pueden superar sus diferencias sobre un proyecto de ley de gasto antes de la medianoche del lunes.

Mientras, el enfrentamiento entre los dos grandes partidos pone al gobierno federal frente a la perspectiva de su primer shutdown en 17 años.

Comentarios con Facebook