Bono demográfico de la juventud puede abrir oportunidades de desarrollo en México

jovenes mexicanos
Este sector representa más de un tercio de la población total del país

La Comisión de Juventud señaló que más de un tercio de la población total de México es de jóvenes, 37.9 millones, la generación más grande de su historia; representa un “bono demográfico”, cuyo potencial productivo puede crecer considerablemente y, con ello, abrir una oportunidad de desarrollo.

Precisó que cifras del Consejo Nacional de Población (Conapo) mencionan que de ese total de mexicanos de entre 12 y 29 años de edad, 18.8 millones son hombres y 19.1 son mujeres.

La instancia legislativa presidida por el diputado José Luis Oliveros Usabiaga (PAN), subrayó que esas cifras constituyen el “bono demográfico” y se refiere al incremento de la población en edades laborales y la disminución de las personas dependientes.

Aseguró que el bono demográfico debe aprovecharse en aras de construir y fortalecer la infraestructura política, económica y social que corresponderá con la sociedad venidera.

“Estos jóvenes buscan encontrar su identidad y vivir su autonomía. Son hombres y mujeres diversos en edad, género, credos, gustos, escolaridad y origen étnico”, apuntó la Comisión. Por ello, destacó la importancia de generar una perspectiva dirigida a este sector poblacional, para legislar en la Cámara de Diputados en su beneficio.

Refirió que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), entre 2006 y 2010 el número de jóvenes de 14 a 29 años desocupados aumentó 42 por ciento; pasó de 1.06 a 1.51 millones, un aumento absoluto de 450 mil jóvenes. En el mismo periodo, agrega, la tasa de desocupación subió de 6.9 a 9.4 por ciento.

Por su parte, la Encuesta Nacional de Valores en Juventud 2012, señala que el 52.2 por ciento de los jóvenes considera que la principal condición para el éxito en la vida es tener una buena educación.

En esta materia, el 38 por ciento de este sector se ve en la obligación de abandonar la escuela por falta de dinero o por tener que trabajar para apoyar económicamente a su familia.

Al respecto, el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación detalla que sólo 13 de cada 100 alumnos que comienzan una vida académica en la primaria, reciben un título universitario.

Por otra parte, la Encuesta Nacional de Juventud 2010 indica que sólo 1 de cada 10 jóvenes dice participar en una organización civil. Por su parte, la Encuesta Nacional de Discriminación 2010 revela que más de la mitad de la población joven considera que no se respetan sus derechos.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Juventud 2010, el 33.6 por ciento de los jóvenes entre 15 y 19 años han iniciado su vida sexual, el 48 por ciento de las mujeres entre 18 y 29 años ha estado embarazada y el 16.3 por ciento de los jóvenes fuman actualmente.

Cada uno de los problemas que aquejan a la juventud de manera transversal –consideró la Comisión-, deben ser atendidos por los distintos órdenes de gobierno. “Si el potencial productivo de esta generación es aprovechado adecuadamente, el resultado será una mejor calidad de vida para todos en el futuro”, sostuvo.

Ante esto, la instancia acordó consolidar una agenda legislativa incluyente, transversal y plural, encaminada a mejorar la calidad de vida de los jóvenes y que, en todo momento, vele por los intereses de la juventud mexicana por encima de cualquier interés particular.

Esto para que “al término del segundo año de trabajo de la LXII Legislatura, la Comisión de Juventud se logre perfilar como el principal órgano legislativo en esta materia, que proporcione los insumos legales para el diseño e implantación de políticas públicas que permitan a los muchachos desarrollarse plenamente”.

El órgano legislativo enfocará sus esfuerzos en los siguientes temas: educación, empleo y emprendimiento, ciudadanía y participación, salud y justicia.

Asimismo, se generaran espacios para la vinculación y el diálogo con el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) y dependencias estatales y municipales en la materia, con el fin de conocer las distintas realidades y necesidades de los jóvenes en México.

También se buscará establecer contacto con organismos internacionales correspondientes, con la finalidad de adquirir una perspectiva global de la juventud, conocer mejores prácticas y traducir la experiencia en una legislación que derive en más y mejores oportunidades para los chicos.

La Comisión desea que los jóvenes sean un tema transversal y que todos los legisladores, tanto locales, como federales, sean conscientes de la imperiosa necesidad de legislar a favor de ellos, independientemente de la materia particular que atiendan.

Comentarios con Facebook