EE.UU. e Israel insisten en posiciones de fuerza contra Irán

President Obama's Official Visit To Israel And The West Bank - Day One

Washington, 30 sep (PL) El presidente estadounidense, Barack Obama, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, insistieron hoy en mantener posiciones de fuerza contra Irán pese al surgimiento de indicios de un acercamiento hacia la nación persa.

Tras un encuentro en la Casa Blanca, tanto Obama como Netanyahu exigieron al gobierno del presidente Hassan Rouhani abandonar los programas de uso de la energía nuclear con fines de guerra, algo que Teherán sostiene es para fines pacífico.

En su encuentro con Obama el dirigente del gobierno israelí insistió en que Washington mantenga las sanciones contra Irán y las refuerce si Teherán prosigue sus planes nucleares durante la próxima ronda de negociaciones con Occidente.

Por su parte, el presidente estadounidense, quien trato de restar importancia a las preocupaciones de Tel Aviv sobre un compromiso diplomático con Irán, señaló que las autoridades iraníes deben mostrar hechos concretos y prometió mantener todas las opciones sobre la mesa, incluyendo la posibilidad de una respuesta militar.

El encuentro de este lunes en la Casa Blanca ocurre tres días después de la visita del presidente Hassan Rouhani a la ONU y su conversación telefónica con el mandatario norteamericano, el primer contacto entre ambas partes en más de tres décadas.

Para el gobernante israelí con el presunto acercamiento estadounidense-iraní, Teherán intenta ganar tiempo y aliviar las sanciones internacionales para desarrollar armas nucleares, algo que ese país rechaza.

No obstante, Obama señaló que está preparado para probar las proposiciones de Rouhani aunque insistió que debe existir el máximo nivel de verificación antes de aliviar las sanciones.

En un aparente intento de disminuir las preocupaciones de su principal aliado en la región del Levante, Obama aseguró que su país está abierto al uso de la fuerza militar si la diplomacia fracasa.

Por otra parte, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, afirmó el domingo que es posible un acuerdo con Irán en un plazo de tres a seis meses si ese país prueba que su programa nuclear no tiene fines bélicos, y calificó de constructiva la reciente reunión en ONU con su homólogo iraní, Mohammad Javad Zarif.

Comentarios con Facebook