ONU prepara declaración sobre crisis humanitaria en Siria

onu

Washington, 30 sep (PL) Una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU para enfrentar la crisis humanitaria provocada en Siria por más de dos años de enfrentamientos en ese país será presentada esta semana, dijo hoy una fuente oficial.

El embajador de Australia, Gary Quinlan, quien presidió durante este mes el órgano ejecutivo de la ONU, expresó su esperanza de aprobar el documento a más tardar el próximo jueves.

Hay un sentimiento de urgencia entre todos los miembros del Consejo de que hace falta unidad para pronunciarse sobre la situación humanitaria en Siria, dijo el diplomático australiano.

Al respecto, en Ginebra, el ministro de Asuntos Sociales de Líbano, Wael Abou Faour, indicó este lunes que ya hay 769 mil refugiados sirios registrados en su país, aunque la cifra real podría alcanzar los 1,3 millones, más del 30 por ciento de la población libanesa.

Este lunes el viceprimer ministro y canciller de Siria, Walid al-Moualem, denunció que su país es víctima del doble rasero en materia de terrorismo y armas químicas, lo cual consideró un obstáculo para la salida política al conflicto interno.

En una intervención ante la Asamblea General de la ONU, el alto funcionario advirtió que las potencias occidentales, lideradas por Estados Unidos y sus aliados en la región, ignoran los asesinatos y masacres cometidos por los insurgentes, mientras acusan a Damasco de crímenes. Al-Qaeda y otras organizaciones que combaten contra el gobierno sirio cometen carnicerías, desmiembran cuerpos humanos y comen corazones de personas, escenas vistas en la televisión que no alcanzan para tocar conciencias ciegas, afirmó.

Respecto a las armas químicas, ratificó el compromiso adquirido por la nación árabe con la adhesión al instrumento internacional que prohíbe el uso de esas sustancias. Sin embargo, alertó que los opositores han recibido del exterior esos artefactos, por lo que quedan retos por enfrentar.

Al-Moualem denunció, además, que esas fuerzas financiadas y armadas por Occidente y sus aliados regionales ya han utilizado gases venenosos en el conflicto sirio, como en Khan Al-Assal, en las inmediaciones de Aleppo.

Pedimos una investigación sobre esos hechos, pero Estados Unidos, Francia y el Reino Unido actuaron para limitar las funciones del equipo de científicos de la ONU para que solo definieran si se usaron o no en nuestro país sustancias químicas, alertó.

Sobre la situación en Siria, un alto funcionario citado por la revista francesa Le Nouvel Observateur dijo que Francia planeó intervenir en Siria el 1 de septiembre, pero tuvo que cancelar la operación cuando el presidente estadounidense, Barack Obama, decidió someter el tema a la consideración del Congreso.

El plan consistía en bombardear a partir de la tres de la madrugada, cuando la gente estaba durmiendo y según la publicación, los preparativos comenzaron en la mañana del 31 de agosto, después de una llamada desde la Casa Blanca.

En la operación debían participar cazas franceses Rafale, armados con misiles crucero Scalp, emplazados en aguas internacionales en el mar Mediterráneo, los cuales destruirían las baterías de defensa antiaérea de Damasco y otros objetivos en el oeste del país árabe.

También este lunes voceros de la ONU dijeron que el equipo de expertos que investigan el uso de armas químicas en Siria dejó ese país árabe tras seis días de trabajo y ahora pasará a concluir su informe, el cual pudiera estar listo a finales de octubre.

Comentarios con Facebook