El SNTE toma Pemex de Tuxtla Gutiérrez por tiempo indefinido

trailers-estacion

Maestros de las secciones 7 y 40 del SNTE tomaron las instalaciones del Centro de Almacenamiento de Petróleos Mexicanos de esta ciudad, lo que derivó que conductores de vehículos particulares y choferes de taxis realicen compras de pánico de combustible, pues los profesores advirtieron que la toma sería por tiempo indefinido.

Desde temprana hora, alrededor de 800 maestros montaron un campamento ante las instalaciones de la paraestatal, impidiendo la circulación en ambos sentidos, así como la entrada y salida de pipas que surten gasolina y diésel. Los trabajadores pueden salir y entrar a sus puestos de trabajo con normalidad.

Horas después del bloqueo a Pemex se empezaron a saturar las estaciones de servicios y se observaban grandes filas de automovilistas en las estaciones de servicio de Tuxtla Gutiérrez, ya que es la segunda ocasión en que los profesores que mantienen un paro laboral desde el 28 de agosto pasado, toman las instalaciones de Pemex en la capital.

La primera ocasión que los profesores tomaron las instalaciones de Pemex fue del 19 al 22 de septiembre pasado, provocando pérdidas de hasta 73 millones de pesos a la paraestatal por la falta de venta de gasolina Magna y Premium, en tanto el combustible se terminó en menos de 48 horas en las estaciones de servicios.

Pedro Gómez Bahamaca, vocero de la CNTE y secretario de Conflictos de la Sección 7 del SNTE en Chiapas, informó que la asamblea permanente ha integrado una solicitud formal al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto para que abrogue las reformas constitucionales en materia de educación y sus leyes secundarias.

De acuerdo a Excelsior, no descartó que para el 2 de octubre sus protestas sean más  radicales. “Si la ciudadanía se queda sin combustible le ofrecemos una disculpa, pero no nos queda de otra porque las autoridades no han querido responder a nuestras exigencias”, dijo.

Mencionó que aun cuando “las autoridades de Educación no nos hayan pagado nuestra respectiva quincena, la lucha magisterial no va claudicar”. Nos han amenazado con que nos van a desalojar, “yo les digo que lo piensen dos veces, porque aquí (señaló con el dedo hacia el resto del plantón) hay dinamita y nosotros los maestros estamos dispuestos a todo”.

“Incluso, si las cosas no tienen solución por parte de las autoridades y eso obliga a un estallido social, no nos quedará de otra que hacerlo.”

Asimismo advirtió de la posibilidad de que tomen las presidencias municipales en los próximos días: “Hemos analizado ya la toma de las presidencias y de otras acciones que nos permitan tener eco a nuestras demandas”, señaló Gómez Bahamaca.

Comentarios con Facebook