Cinco activistas de Greenpeace acusados de piratería en Rusia

bandera rusia

Moscú, 2 oct (PL) Al menos cinco de 30 activistas detenidos de la organización Greenpeace fueron acusados hoy de piratería por el Comité de Investigación de Rusia (CIR), en relación con el asalto a una plataforma petrolera en el mar de Pechora.

El CIR inició así la presentación oficial de los cargos contra los tripulantes del buque Arctic Sunrise, arrestados a mediados de septiembre, por tratar de ocupar la plataforma Prirazlómnaya, de la compañía rusa Gazprom, en protesta por la extracción de hidrocarburos en la región del Ártico.

De acuerdo con las principales agencias rusas, toda la tripulación fue conducida a la sede regional del organismo judicial en la ciudad portuaria de Múrmansk, en el extremo septentrional de Rusia.

Entre los imputados figuran una brasileña, un británico, el ambientalista ruso Roman Dolgov, un finlandés y un sueco, según escribió en Twitter la filial de Greenpeace en Rusia.

Greenpeace insistió en la ilegalidad y falta de argumentos de la acusación por piratería, y negó hechos criminales en el acto de protesta. Los tripulantes purgan, de momento, dos meses de reclusión preventiva.

De acuerdo con la versión oficial, dos activistas ecologistas lograron evadir la persecución y escalaron con cuerdas las torres de la plataforma petrolera, con la intención de permanecer varios días.

El CIR indicó, por su parte, que los ecologistas crearon una amenaza real a la seguridad personal de los empleados de la plataforma e intentaron resistirse a los agentes especiales, durante el operativo activado primero por los guardacostas.

Peritos y expertos legales analizan los documentos y los equipos incautados en el buque Arctic Sunrise, con el fin de determinar los propósitos de esa acción, según declararon los investigadores.

Hace una semana, el presidente ruso, Vladimir Putin, comentó que los activistas de Greenpeace no eran piratas, pero violaron el derecho internacional.

Comentarios con Facebook