LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Mandatario peruano deplora situación de antecesores

alberto-fujimori

Lima, 2 oct (PL) El mandatario peruano, Ollanta Humala, deploró hoy la situación de sus tres antecesores, uno preso y otros dos investigados por posible corrupción, lo que estimó afecta la imagen de su país, y llamó a resolver pronto este problema.

En una extensa entrevista con una televisora limeña, Humala se refirió así a los exgobernantes Alberto Fujimori (1990-2000) -condenado a 25 años de cárcel-, Alan García (1985-90 y 2006-11) y Alejandro Toledo (2001-06), los dos últimos investigados por el Ministerio Público y el Parlamento.

Añadió que la situación de los nombrados no proyecta una buena imagen para Perú, la que es necesaria para obtener más inversiones y, en consecuencia, más recursos para poder redistribuirlos entre la población menos favorecida.

“Espero que estas cosas se aclaren pronto” indicó, a tiempo de señalar que los exmandatarios deben ser tratados con respeto, dentro de la legalidad, siempre que “se hagan acreedores de ese respeto”.

Sobre Toledo, considerado aliado del gobierno, señaló que recibió su respaldo en la segunda vuelta electoral y su apoyo en la aprobación parlamentaria de algunas leyes, pero eso no significa que haya una alianza y la bancada oficialista construye consensos para cada norma.

Humala descartó que el gobierno cautele o proteja a Toledo frente a las acusaciones en su contra, que deben esclarecerse.

Sobre García, indicó que si la investigación parlamentaria sobre casos de posible corrupción en su gobierno detecta algún delito, el tema debe pasar al Ministerio Público o al poder judicial.

Comentó que si el exgobernante no tiene nada que ocultar, debería enfrentar las indagaciones de manera transparente, en el marco de la ley y sin que exista un “circo político”, en aparente alusión a los recursos judiciales del exgobernante que buscan imponer condiciones a los investigadores.

Humala declaró de otro lado que Fujimori tiene libertad para actuar desde la cárcel, pero como cualquier preso, en referencia a las declaraciones políticas que hace a través de Internet, a través de terceros, lo que genera una polémica sobre la pertinencia de que un condenado pueda usar esos medios.

El jefe de Estado defendió el programa Qali Warma de apoyo alimentario a escolares pobres, objeto de ataques del exgobernante, por casos de intoxicación de usuarios, y dijo que debe institucionalizarse por su importancia para la nutrición infantil.

Confirmó que el programa está en revisión a raíz de los citados casos, pero seguirá adelante con medidas de perfeccionamiento.

El exmandatario Fujimori demandó el cierre del programa y la reapertura de uno que ejecutaba su gobierno

El reclamo del preso fue un nuevo tema de discrepancias en su partido, donde dos legisladores se declararon en contra de eliminar Qali Warma.

Comentarios con Facebook