LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Más de dos mil 300 dominicanos deportados de EE.UU.

deportados eua

Santo Domingo, 2 oct (PL) El número de dominicanos deportados de Estados Unidos durante 2013 hasta hoy asciende a dos mil 301 con el arribo de un nuevo grupo de 74.

Según autoridades de Migración, los últimos repatriados estuvieron en prisiones de Nueva York, Texas, Massachusetts, Florida, Chicago, Filadelfia y Nueva Jersey, donde cumplieron penas por diversas causas.

Reiteradas veces,deportados, cuyos nombres se mantuvieron anónimos, denunciaron en la prensa local maltratos sufridos durante su estadía en los centros penitenciarios de Estados Unidos.

Digan algo aquí, nosotros no tenemos a nadie que nos defienda de los verdugos que golpean en las cárceles a los dominicanos, sin importar sexo ni edades, expresaron las víctimas.

Mencionaron también la carencia de una alimentación adecuada y el impedimento de tomar el sol en patios de las prisiones, a veces, durante dos semanas.

A juicio de sociólogos y otros profesionales, el desconocimiento de la verdadera realidad estadounidense lleva a muchos emigrados a las cárceles de ese país, y después son devueltos a su lugar de origen con deformaciones de la conducta.

Según el articulista dominicano Luis de la Cruz, los deportados son líderes en fechorías, tienen bajos niveles educativos pero un alto aprendizaje de delincuencia que aplican al regreso a su país cuando necesitan recursos.

Una persona condenada en Estados Unidos cuando es deportada a su país, si no se ha arrepentido, normalmente trata de delinquir nuevamente, consideró el ministro de las Fuerzas Armadas de Dominicana, Sigfrido Pared, mientras era director de Migración.

Opinó que un repatriado, quien ha cumplido una pena y ha vivido por más de 10, 15 o 20 años en la nación ajena tratará de volver a ella hasta de manera ilegal.

Frente a la imposibilidad de cumplir el llamado sueño americano, afirman los estudiosos, mucho emigrados cometen disímiles delitos en el intento de sobrevivir y acaban como víctimas del mismo sistema que los estimula al cambio de vida.

Comentarios con Facebook