LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Celac rechaza en ONU criminalización de migrantes

4-30-foto-inter-celac

Naciones Unidas, 3 oct (PL) La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) rechazó hoy en Naciones Unidas la adopción de regulaciones y medidas que criminalicen a los migrantes, incluidos aquellos con estatus irregular.

A nombre del bloque de 33 países, Cuba en su condición de presidenta pro témpore, intervino a través de su representante permanente en la ONU, Rodolfo Reyes, en el Diálogo sobre Migración y Desarrollo instalado aquí.

La Comunidad fundada en diciembre de 2011 reiteró su llamado a todos los estados miembros de las Naciones Unidas a poner fin a los excesivos períodos de detención de migrantes que no han cometido ningún crimen.

Además, en la inauguración del foro de dos días, convocó al respeto incondicional de la dignidad, los derechos humanos y las libertades fundamentales de estas personas, independientemente de su condición migratoria.

“Instamos a la eliminación de leyes que basadas en objetivos políticos discriminan a los migrantes y estimulan el tráfico humano (…), causando la pérdida de vidas. Este tipo de acciones favorecen el racismo, la discriminación y la xenofobia”, advirtió.

En otro momento de la intervención del embajador cubano, el bloque integracionista latinoamericano y caribeño insistió en sus preocupaciones por el continuo deterioro de las condiciones de vida y de trabajo de los migrantes y sus familiares, así como la ausencia de garantías para sus derechos básicos.

Esta situación ha empeorado con las crisis económica, financiera y ambiental en curso, señalaron los países agrupados en Celac.

Por otra parte, la Comunidad resaltó la importancia de incluir la cuestión de los migrantes en la agenda de desarrollo post-2015 que perfila la ONU, al cumplirse en ese año el límite fijado en la llamada Cumbre del Milenio de Nueva York, en 2000, para alcanzar ocho objetivos antipobreza y de inclusión social.

El Diálogo de Alto Nivel de dos días se enmarca en el 68 período de sesiones de la Asamblea General y tiene como propósito abordar medidas concretas para que se potencien los beneficios de la migración y se reduzcan sus implicaciones negativas.

Datos de la ONU reflejan que la cifra de migrantes internacionales llegó este año a 232 millones, mientras que en 2012 se reportaron remesas por más de 400 mil millones de dólares, casi cuatro veces la cantidad de dinero de la ayuda oficial al desarrollo de los países ricos a los pobres.

Pese a este aporte económico, la Celac alertó que no debe considerarse un reemplazo a la inversión extranjera directa y a la ayuda oficial al desarrollo.

Comentarios con Facebook