Gobierno ruso analiza garantías al fondo de pensiones

bandera rusia

Moscú, 3 oct (PL) La nueva fórmula del seguro de jubilación y las garantías de los ahorros de los ciudadanos dominan hoy la reunión del gabinete ruso, enfrascado en hacer viable y transparente la reforma del sistema de pensiones.

El ejecutivo analizará en la tradicional reunión de los jueves el proyecto de ley sobre la protección de los fondos acumulados en el seguro obligatorio y otras normativas relacionadas con las inversiones para el financiamiento de la parte acumulativa de la pensión laboral, según comunicó el servicio de prensa del Gobierno.

La nueva fórmula para el seguro de jubilación y el sistema de pensiones en general fue uno de los temas más debatidos el pasado año dentro del gabinete, sin que se hallara un consenso entre el equipo económico y el financiero, a pesar de los plazos para su aprobación, y entrada en vigor de la ley, en 2014.

De hecho, entre las iniciativas legislativas que analizará el Gobierno está la propuesta de aplazar hasta el 31 de diciembre de 2015 el derecho de los asegurados a escoger la variante de su cobertura de jubilación, ya sea con un depósito cero o de 6,0 por ciento de la prima individual destinada al financiamiento del fondo acumulativo de la jubilación laboral.

De acuerdo con fuentes oficiales, el Gobierno pretende, al mismo tiempo, regular la actividad de los fondos de pensiones no estatales, y garantizar una estabilidad financiera del componente acumulativo del sistema de jubilación.

Al respecto, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo ayer en un foro económico que el Gobierno debía ofrecer total garantía a los ahorros ciudadanos y aseguró que no se analiza de ninguna manera la posibilidad de confiscar los depósitos.

No quiero que en nuestro país aparezcan de nuevo los ahorristas estafados, expresó Putin, en referencia a la debacle financiera que afectó a Rusia en la década de 1990, y sus consecuencias para la población.

Comentó que incluso el sistema de acumulación no está cerrado todavía como proyecto, y recordó que es una asignatura pendiente para el Gobierno.

Alertó el mandatario, por otro lado, sobre los riesgos de los fondos de pensiones privados, cuyas operaciones no están reguladas con total garantía y transparencia, según hizo ver el gobernante ruso.

En septiembre último, el Ejecutivo informó que los ahorros de los ciudadanos rusos para su retiro, correspondientes a 2014 pasarían al sistema de distribución, pues el componente acumulativo del sistema obligatorio sería retenido por un año, ante la falta de consenso entre los ministerios.

De acuerdo con el Comité Nacional de Estadísticas, el promedio de las jubilaciones en Rusia, en julio de 2013 ascendían a unos 10 mil rublos, poco más de 300 dólares, al cambio, con un incremento de 9,6 por ciento, solo en términos nominales, respecto a igual período de 2012.

En su expresión nominal, las pensiones bajaron en ese lapso en 0,8 por ciento, en comparación con junio de 2013, según la fuente oficial.

Hace casi un año, la reforma de jubilación figuró entre las mayores preocupaciones expresadas a Putin por la ciudadanía durante una interacción directa en vivo por los canales federales.

Comentarios con Facebook